El tabaco, una planta que mientras más la estudian, !mayores son los males que le atribuyen!

Cuando recién Colón llegó  a San Salvador, en el siglo XV, descubrió el tabaco como una planta santa. Los curanderos en aquél entonces aliviaban enfermedades con sus hojas, pues los lugareños  portaban en la mano rollos encendidos en uno de sus extremos, mientras que por el otro chupaban  y aspiraban el humo. Fumar en las nuevas tierras era un ritual que los acercaba a las divinidades y alejaba a los malos espíritus.  

Si bien recordamos algunos comerciales de la marca Marlboro, el de un vaquero que fumaba en las montañas en una fogata y con un café en mano, toda esta publicidad ha sido prohibida actualmente. 

Ya en el siglo XVII, LA PLANTA FUE ADORADA POR MUCHOS Y CONDENADA POR OTROS MÁS. 

En Inglaterra, el fumar era repugnante para muchos  y perjudical para el  cerebro y los pulmones, lo cual hoy en día se ve de tal manera. Cabe destacar que en aquellos años, los cigarrillos estaban lejos de contener siquiera la décima parte de las 3 000 sustancias tóxicas que en la actualidad se quedan en los pulmones. 

Después de estar prohibido por Turquía, Rusia e Inglaterra, lugares donde se consideraba una droga, la adicción al cigarro aumentó bruscamente  después de la Primera Guerra Mundial  y fue entonces que este producto se volvió en uno de los más lucrativos. 

Aquí realmente  se olvidó de cualquier uso curativo y se empezó a combinar con sustancias químicas.  Ahora hay más fumadores  en países  en países de tercer mundo que en aquellos de economías desarrolladas. 

Más del 70% de los cánceres de las vías respiratorias  son consecuencia directa del consumo de cigarros.  Sin embargo, ninguna de las letanías que enumeran los riesgos y enfermedades han podido disminuir el consumo del tabaco, aún sin publicidad y obligando a los productores a colocar imágenes  grotescas  sobre los daños. 

Algunos ven el tabaco como ser una sensación de tranquilidad, método para bajar de peso,  como signo de libertad, de autoafirmación de la personalidad, además de considerársele como  estimulador de la creatividad. 

“China y Estados Unidos son países en guerra contra los fumadores, aplican sanciones hasta por tirar colillas en las banquetas, pero también son países que a nivel mundial encabezan la lista de los principales productores de tabaco. Realmente todo forma parte de un círculo vicioso”