A partir del sentido de identidad de “lo mexicano”, es como al coreógrafo Miguel Mancilla compartió esta puesta escénica “Los Descalzos” por Antares Danza Contemporánea, en el marco de la XXXVIII Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López.

 

“Siento, porque es algo que tenemos que reflexionar, incluso en el arte. ¿Cuál va a ser la postura mexicana en la danza?, ¿Qué tipo de cuerpo realmente estamos construyendo?, ¿Por qué borramos una serie de colores y una serie de sonidos que son nuestros?, pues, como sino nos pertenecieran o como si fueran algo que no nos mueven” comenta Miguel Mancilla.

Una apuesta no solo de movimiento, sino de este lenguaje y circunstancias escénicas que sin más se respeta y se entiende como esta materia indócil creativa, gracias a esta sinergia que ha dado como resultado un acto vivo y en constante transformación.

Caminos creativos que conllevan no solo a esta experiencia emocional, sensorial y visual, nada es fortuito de estos encuentros/ desencuentros, este abrazo que se busca aletargar lo mas posible, pero que a fin de cuenta lo fue, esta constante lucha ante la adversidad de sus personajes, fraternidad, colorido, sustancialidad, historicidad, anhelos, muerte; todo es gracias a esta precisa construcción de narrativas corporales, este juego de planos.

 

 

“Empecé con el tema de los descalzos con este real sentido de lo que significa esta parte, de hablar de los vulnerables, de los no vistos, de los negados y la muerte que esta horriblemente cercana, y eso me parece terrible que esta cada vez más pegada a nosotros”.

Gracias también a esos sonidos que parecieran lejanos pero que están más que presentes como la música de banda, el danzón, sino “un sonido más amplio y no solo pensar en una sola región de los sonidos mexicanos, eso somos, una gran mezcla y el audio tiene estos terrenos de muchos sonidos que tiene México”.

Una pieza que se le exige al espectador una atención y de detener un poco el tiempo para poder observar eso que no observamos que es el pasar del tiempo, este recorrido hacia la muerte, es algo evocativo y también de nostalgia.

 

 

De ahí que sea una obra que transita de esta certidumbre a la incertidumbre y por consiguiente a la muerte, como acota su creador.

Así como una de las virtudes de esta pieza coreográfica es ofrecer al público de esta lectura cercana, “porque puede estar cercano al aroma del papel, del bailarín, de esos elementos como el vestuario lleno de escapularios, canastos que ala vez son estos como un acto de libertad”.

Antares Danza Contemporánea, fundado en 1987. Proyecto independiente radicado en Hermosillo, Sonora. Ha participado en festivales de Europa, Asia, Canadá Estados Unidos, Costa Rica, Venezuela, Colombia y Ecuador, entre otros países. Se ha presentado casi todo el país en los principales festivales de México. Ha obtenido dos premios nacionales de danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y la Universidad Autónoma Metropolitana (INBA-UAM). Beneficiario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) en varios rubros, actualmente está dentro del programa “México en Escena”, el más importante de su género en el país.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here