XXX FESTIVAL CULTURAL DE LA TOLTEQUIDAD

30 años de resistencia cultural 

toltequidad-22

       La Toltequidad

   “Toltecayotl” es el camino del equilibrio del ser a través de las manifestaciones artísticas, su corazón, su raíz es la respuesta filosófica de nuestra civilización madre al problema ontológico de la vida ¿Quienes somos? ¿Hacia dónde vamos? ¿De dónde venimos? la clave está en el centro, en el punto que unifica y armoniza los opuestos complementarios para que una cultura como la Mexicana nunca pierda su identidad: Flor y Canto, Quetzal y Serpiente cosmovisión metafórica que se repite para alimentar al espíritu de los hijos del Anáhuac…

Con el grito de guerra por delante “30 años de resistencia” se celebró la edición 2017 del Festival Cultural de la Toltequidad en el pueblo mágico de Mineral de Pozos Guanajuato, en agradecimiento por un año más de vida y tradición, el programa incluyó ceremonias chichimecas de siembra de nombres y aztecas, talleres, conferencias, pero sobre todo música fusión étnica contemporánea y danzas rituales con humo de copal y ofrendas de maíz. La festividad atrae a miles de personajes y turistas de todas partes del país y del orbe.

Las propuestas musicales corrieron a cargo de agrupaciones como “Venado Azul” (de Mineral de Pozos), ” Los Magueyes” (Michoacán), “Los Leones de la Sierra Xichú” (Guanajuato- San Luis Potosí), “La Castañeda” (Ciudad de México), “Charales K” (Chapala Jalisco) y “La Tribu” (Ciudad de México-San Luis de la Paz Gto.)  así como una participación especial de la República Africana de Togo con música y danza rituales.

Diversidad de orígenes y estilos sonoros que van desde la música Etno purista, al Ska, pasando por el rock, percusiones africanas,  el huapango y el canto nuevo, todo un abanico de posibilidades que fue degustado por los cientos de asistentes, que formaron su propia república con tolerancia y  convivencia.

En las ceremonias de apertura y clausura participaron autoridades tanto del gobierno del estado de Guanajuato, San Luis de la Paz y de las etnias Otomí, Chichimecas,Nahuas así como HñaHñu. Este festival es considerado el mayor en importante sólo después del Festival Internacional Cervantino ambos se celebran el estado de Guanajuato.

El ciclo de conferencias y mesas de discusión resultó sumamente interesante, se incluyeron temas trascendentales “Cosmovisión de una mujer HñaHñu”, “La Sierra Xichú y su biodiversidad”, “El Maíz y la Tortilla”, “Mujeres y tradición”, así como talleres de elaboración de títeres y baile huapango arribeño, los que disfrutaron enormemente chicos y grandes,aquellos privilegiados que pudieron asistir los tres días que dura el evento.

La fiesta de la Toltequidad cumple ya 30 años, es un escaparate además para los más extravagantes artesanos, rastas, mochileros, punketas, alternativos y jóvenes que organizan un tianguis donde se venden pulseras, películas, inciensos, artes, joyas rústicas, mándalas un verdadero microcosmos en donde jóvenes y no tan jóvenes interactúan libremente, en fin todo un “Happening hippie” como precursor del arte y la cultura marginal del México mágico.