Así Se Hacen Los Puros

 Viñales, Cuba

IMG_0588

Llegué a Viñales a las 4:00 p.m. aproximadamente. Era una tarde calurosa.

Lo primero que hice al llegar, fue caminar hacia el campo. Al llegar conocí a mi amigo Reggaeton el caballo, quien me haría el favor de llevarme a conocer el campo.

Reggaeton me llevó a una pintoresca casa en medio del campo, con una hermosa vista llena de palmeras.

Ahí conocí al señor de la casa, quien inició por preparar “Los mejores mojitos de Cuba”, para que pudiera disfrutarlo mientras hacía su demostración del proceso de fabricación de un puro. Primero me mostró las hojas de tabaco, que son bastante grandes.

Con una habilidad envidiable y con un puro en la boca, puso una hoja sobre otra, y después las enrolla cuidadosamente. Al terminar el rollo, lo cortó solo de un extremo con un cuchillo muy filoso. Y para sellarlo, le puso algunas gotas de miel. Al terminar cada puro los ponía en una canasta en la cual se conservaba a una buena temperatura.

IMG_0590

Pareciera ser una tarea sencilla pero en realidad requiere de mucha práctica.

Al final probé un puro recién hecho, y aunque no soy una experta en el tema, fue una experiencia única.

“El puro sirve para fumar, fumar es un placer y fumar puro es un placer supremo”

-Guillaume Tesson. Los Puros.