VISITAMOS LA TRADICIONAL FONDA “ NUEVE  9 ESQUINAS”

Tan solo mirarla ya se hace agua la boca, es el platillo jalisciense por excelencia : La Birria,tan versátil que se puede comer de res, borrego y  cabrito, que es la original, se cocina magistralmente desde hace siglos en la capital del estado de Jalisco, Guadalajara y sus 127 municipios, por lo nos trasladamos al centro histórico dela perla tapatía a la fonda tradicional conocida como “La 9 esquinas” en donde confluyen viarias birrierías, con recetas originales gourmet que hacen la delicia de turistas nacionales y extranjeros…

 

La historia de la birria se remonta al siglo XVIII donde se hizo muy popular en la región de Atequiza  (Ahí se inventó el guiso según leyenda urbana ), los Altos de Jalisco y Zacatecas en donde había exceso de  población caprina por lo que los virreyes desdeñando esa carne, les regalaban chivos a los indígenas quienes los guisaban a su antojo, se dice asimismo  que doña Felicitas de Romero y Orendain entre 1828 y 1838, mandó a hacer un compendió de cocina mexicana mestiza y ahí aparecía la receta de la Birria.

Nos entrevistamos con el gerente de la birriería “Las 9 esquinas” Fernando Gallardo, quién amablemente nos explicó un poco del edificio que alberga el restaurante, pero primero era obvio que debíamos degustar una orden de Birria caliente con tortillas hechas a mano, en un ambiente típico de Jalisco decoración con motivos mexicanos excelente  artesanías cuelgan en la pared con inscripciones filosóficas populares tales como “ Donde la loba revolcó a las catrinas”, “Mas vale gorda feliz que flaca amargada” o bien “Ahora es cuando yerbabuena, hay que dar sabor al caldo”.

El edificio data de finales del siglo XVIII y XIX, fue construido por el Arquitecto Manuel de la Mora y es una de las casas mejor conservadas del llamado barrio de las 9 Esquinas, la calle de Galeana de la ciudad de Guadalajara, su estilo es ecléctico y al albergar estos días en restaurante o birriería lo hace surrealista, se degusta una Birria de suprema calidad, además de una gran variedad de platillos nacionales y antojitos de la región, hay cerveza nacional y artesanal, además de deliciosas aguas frescas.