Home México De Tradición Mexicayotl al rescate de nuestra identidad cultural, Parte II

Mexicayotl al rescate de nuestra identidad cultural, Parte II

San Felipe, Guanajuato Mx.

0
852

Memoria genética de Aztlán.

La conciencia guiaba a los Aztecas, los conminó a buscar el Acalan Aztatlan verdadero, había un lugar en una isla donde comía un Águila, entonces fueron guiados hasta un sitio al sur en donde uno de ellos vio a la majestuosa ave gigante. Quedó impresionado, pues esta tenía un ave canora en su garra derecha, la desgarraba, visión maravillosa: una luz iluminó el entorno que estaba inundado de plumas flotando, eran de aves devoradas, de palomas, coloras, garzas, chichihuilotes, fue una revelación, el falcón gigante abrió sus alas y graznó, asombrado el futuro Mexica, regresó por los demás… al verlos llegar, el Águila bajó la cabeza e hizo el grito del “Atl tlachinolli” invocando al fuego que se quema en el agua, símbolo de la dualidad.

La barbarie cultural contemporánea de nuestro país, la inicia José Vasconcelos, que sin ninguna diferencia con Benito Juárez, intentó rescatar al pueblo del poder material, más no espiritual de la iglesia, al final ambos son traidores por igual, el primero impone el español obligatorio en el sistema educativo, el otro impone el modelo del municipio y quita el del “Calpulli” que incluía un gobierno interno, tierras comunales y escuelas para guerreros, disolvió la principal forma de organización política y social de los pueblos originarios del Anahuac, que funcionaban a través del tequio comunal, las asambleas, las juntas de gobierno, a eso se le llama hoy “Usos y Costumbres”.

En la práctica la ley actual no reconoce a muchas autoridades tradicionales, explica el conferencista Sergio Ocelocoatl Ramírez en entrevista exclusiva, aún llenas de honestidad, de rectitud, y que a diferencia de los que andan en las campañas políticas de ahora, que son un timo, a pesar de todas esas bellas palabras, hacen escarnio entre sí, se ventilan unos a otros, entre ellos: todos son ladrones todos mienten, no hay honestidad, pero eso patéticamente, todo mundo lo sabe, la población, ya no son la maravilla que ellos creen, siguen pensando que somos estúpidos, pero la gente es mucho más inteligente y está al acecho, puntualiza.

“Cómo estarán ya las cosas, que ahora en el poder actual tratan de reconocer los logros de Porfirio Díaz, que dizque porque él fue el que metió los ferrocarriles, e industrializó al país, trajo grandes empresas, factorías, costumbres europeas, pero luego con ellos vino la oligarquía y las riquezas como siempre, son solo para unos cuantos que se reparten el botín político-social y así eternamente, ¿y el pueblo, cómo queda?, decir en la vil pobreza sería quedarse corto, está en la miseria total, en la indigencia cultural total”.

 
En su opinión, ante la decadencia que se cierne sobre México, es preciso fundamentar los símbolos, pues solo así el pueblo recordará sus atributos, su fuerza, porque no es imbécil, al contrario es maravillosamente sabio, solo hay que recordarle su grandeza con base en una educación veraz, ya que los símbolos de la nación tienen su contexto y su significado. Consecuentemente el manejo de los símbolos es lo que verdaderamente mueve la conciencia colectiva, es el concepto, la fuerza de la mexicanidad que canaliza el despertar de una nueva nación, catalizada en el escudo nacional, dicho así, incluso por los mismos farsantes candidatos, lo saben, bien que lo utilizan para su empoderamiento, subraya.
 
Hay que aclarar varios puntos, enfatiza, en Tenochtitlan Mexico nos dicen Aztecas lo que está mal, cuando los tatarabuelos salieron del Aztlan y cuando estaban en Aztlan eran Aztecas, según se documenta, en el mal llamado códice “Boturini” (tira de la peregrinación), ahí aparece ya una ciudad con urbanismo, arquitectónicamente bien diseñada, impresionante, con un gobierno propio, los aztecas ya estaban en la civilidad, pero decidieron partir, migrar, aunque tenían todo, Aztlan era tan antiguo, que se remonta y se pierde en el final de los tiempos, significa “lugar de la blancura” geográficamente se localiza al norte-occidente, así ellos tardaron 260 años, es decir generaciones para llegar a lo que hoy es la ciudad de México.
 
20 generaciones del Aztlan a Tenochtitlán… migrando anduvieron, los que salieron de allá pasaron más de 5 descendientes: abuelos, padres, hijos, nieto, tataranieto, etc. En su camino fueron dejando asentamientos, muchos se fueron quedando, ejemplo, el estado de Wisconsin EEUU, existen pruebas de un Aztlan por allá y se cree que fueron al sur de Wisconsin palabra nahuatl que fusiona los nombres garza-colibrí, en Nuevo México, Utha, Dakota, ese territorio todo es el mismo, Aztlan simbólica y físicamente.
 
Iluminación de conciencia, llegaron a una isla rodeada de agua, la población estaba creciendo, contaminando agua y lagos, salieron en busca de la conciencia, del Tamoanchan (zona huasteca) paradisiaco, al pasar se dijeron “ya no estamos, ya nos somos aztecas”, iban en camino a ser, Mexicas, migración hacia el Sol, a partir de ahí se consagraron en una ceremonia, se ungieron aceite, se horadaron con maguey para solemnizar su nariz, la lengua (honestidad) eran conducidos por dirigentes auténticos no por mafiosos charlatanes vende patrias….
 

NO COMMENTS