Un poco de ortografía, así se usa el punto

San Luis Potosí, S.L.P.

0
869

EL PUNTO

El punto (.) señala una pausa mayor, indica el final de una oración y puede ser:

  • Punto seguido, que se emplea al final de una oración cuando el texto continúa en el mismo párrafo.
  • Punto y aparte, que se utiliza cuando termina el párrafo.
  • Punto final, que se pone cuando acaba el escrito (parte, capítulo o texto).

El punto separa oraciones cuando los pensamientos que ellas contienen, aunque relacionados entre sí, no lo están de modo inmediato.

Es decir, la diferencia entre el “punto” y el “punto y coma” es sutilísima, cuestión de matiz. Tanto es así, que encontraremos autores – no importa repetirlo una vez más que ponen “punto” donde otros emplean “punto y coma” y viceversa.

EJEMPLO:

Habláis en nombre de la Patria. Vuestra palabra no puede morir sin eco: habláis en tierra española. Os inspiran sinceras emociones…

 

Cuando el pensamiento se ha desarrollado en una o más oraciones, formando un todo que se le llama “párrafo”, se pone punto final. Es decir, cuando lo que se ha expresado tiene sentido completo.