Home Esotérico Morir de miedo…

Morir de miedo…

San Luis Potosí, S.L.P.

0
155

Esta es una historia real, que ocurrió hace un par de años, en una fábrica de autopartes, Juan L. relata su experiencia.

“El 2 de Noviembre del 2016, nos encontrábamos mi compañero Luis C. y yo en la fábrica, haciendo nuestro rondín como todas las noches, ya que éramos guardias de seguridad en esa empresa. Pero Luis se sintió valiente comenzó a bromear. a decir que le hacía falta dinero que estaba tan endeudado que sería capaz de vender su alma al diablo. Cuando estábamos en medio del patio, hacia círculos con la lámpara de mano, según él llamaba al diablo, le decía ven estoy dispuesto a lo que sea con tal de salir de mis deudas, yo tenía mucho miedo y le grite ya calmate Luis no estas de payaso, donde se aparezca ¿que hacemos? respondió calmate Juan no seas gallina. Como vió que me asustaba siguió con su broma, en eso se escucho ruido en la bodega, camine con la lámpara ilumine el camino, encendí la luz de la bodega, había unos botes en el suelo, pensé que había sido alguna rata, apague la luz y salí de ahí, luego Luis comenzó a contarme una historia hablaba de cuando se aparece el diablo y lo miras a los ojos puedes morir ahí de miedo, que quedas paralizado y mueres de un paro cardiaco. Pero ni con eso es callaba volvió a invocar al demonio, como estábamos caminando alumbrando con las linternas no nos dimos cuenta de la sombra que nos seguía, hasta que salió de la nada un gato corriendo fue cuando volteamos y vimos la sombra en el piso, la verdad yo temblaba de miedo, sabía que no era un delincuente o algo así, lo supe por el frío que se sintió en ese momento, una voz dijo “Me llamabas”, jalé del brazo a Luis pidiéndole que no volteara, pero me ignoró, dio dos pasos y quedo ahí paralizado, yo di la espalda y comencé a rezar, la voz casi no me salía, cerré los ojos y seguí rezando, en ese momento se dejó de sentir el frió, escuche algo caer, cuando di la vuelta era Luis murió tal como dijo que se moría de miedo, aún recuerdo su rostro la mirada vacía, su cara tenía expresión de un grito que no se escuchó…”

Esta fue la vivencia más aterradora de mi vida, la cuento para que no se sientan tan valientes y no jueguen con esas cosas, nunca supe si Luis de verdad quería hacer un pacto con el demonio o si solamente quería asustarme, lo cierto es que el se fue y murió de miedo.

NO COMMENTS