RECUÉRDAME

Todos quisiéramos tener la fortuna de despedirnos por una última vez de nuestros seres queridos, aquellos que se van, escuchar por última vez su voz y abrazarlos. Lo cierto es que no sabemos decir adiós. El decir adiós duele, comprender y entender que es la última vez nos carcome y nos llena de un sentimiento de vacío. ¿Pero porque vacío? Si nos podemos llenar… de RECUERDOS.

A través de los recuerdos la memoria prevalece, a través de los recuerdos permanecemos juntos y vivos en el corazón de aquellos quienes nos amaron y amamos.

COCO cómo lo sabemos es una carta de amor a México por Disney Pixar, los directores y productores Lee Unkrich, Adrián Molina y Darla K. Anderson. Se dieron a la tarea de hacer una investigación de campo y visitaron México principalmente Oaxaca varias veces para ilustrar a detalle la belleza de una de nuestras más grandes tradiciones.

Y honestamente lo lograron COCO es una historia que nos deslumbra desde el comienzo mostrándonos características netamente mexicanas, una familia en donde rige el matriarcado, (ya que al parecer el papá de Miguel es el único que aparece en la familia), un negocio familiar que ha perdurado por años y no podía faltar quien parece ir a contracorriente pero con mucho amor y temor de la chancla de la abuela.

Y lo dicho una carta de amor no tiene propiamente elementos como en una fórmula exacta pero si los hubiera se han cumplido en todo: los colores, el papel picado, los mariachis, las abuelas, la comida, las piñatas, los alebrijes, las flores de cempaxúchitl por todos lados, los altares de muertos bien armaditos con sus 7 niveles ¡y sobre todo la música! (suspiro).

El día de muertos para nosotros los mexicanos es el reencuentro con nuestros antepasados, nuestra familia y seres queridos que ya no están en carne viva pero que vienen cada año para visitarnos, porque nosotros no nos despedimos, los llevamos en nuestro corazón y cada año procuramos poner en la ofrenda no solo su comida favorita sino aquellas cosas que solían disfrutar más, algún objeto preciado, su música favorita y una foto principalmente. Somos de los que esperan a los que se van pero regresan.

Como película:

COCO tiene una fotografía precisa llena de colores vivos que retratan la personalidad de México a flor de piel.


El doblaje hispanoamericano es una elección gratificante, sorpresiva y adecuada: Marco Antonio Solís como Ernesto de la Cruz, Gael García en la voz de Héctor, Luis Ángel Gómez Jaramillo como Miguel, Angélica María y Angélica Vale en las voces de Abuelita y Mamá Imelda respectivamente. Entre otros como Cecilia Suárez, Ana de la Reguera, Chabelo, Cesar Costa y la cereza del pastel Elena Poniatowska en la voz de la preciada Coco.

En cuanto a los personajes fueron armados con características distintivas y propias de su rol familiar además de elementos inconfundibles para los mexicanos.
Es preciso recalcar que personajes como Miguel, Héctor y Ernesto de la Cruz cuentan con un arco dramático que nos da pautas y son ellos quienes dan los giros importantes en la película.
Mientras que el personaje de Coco nos da los lazos más emotivos para encariñarse y romper un poco nuestro corazón.

Miguel es un niño de entre 11 y 12 años que está en la búsqueda de su sueño y la reafirmación de su esencia aunque esto signifique ponerlo en contra de las tradiciones básicas de su familia al principio lo guarda en secreto a sabiendas de esta verdad y aunque decide hacerlo público lo hace pidiendo su apoyo renegando de ellos al no obtenerlo.

Héctor es quien guía a Miguel por el mundo de los muertos, la construcción de este personaje es parte importante en la historia ya que a través de él enmarcamos otros elementos importantes sobre esta festividad como la importancia de poner una foto en las ofrendas o el seguir recordando a nuestros seres queridos a través de la memoria que trasciende por generaciones.

En fin, todo esto y más se puede decir de esta gran y maravillosa película, si ya la vieron espero la hayan disfrutado tanto como yo, sino vayan a verla y si quieren pueden llegar tarde para omitir el corto inicial (no suelo recomendarlo pero sé que entenderán).

La familia es importante, el amor imprescindible y los recuerdos inolvidables.

“La he visto retratada en arte folclórico. Fue algo sobre la yuxtaposición de esqueletos con colores brillantes y festivos que capturaron mi imaginación. Me ha guiado a un camino devanado de descubrimiento. Y en cuanto más descubro sobre el Día de los Muertos, más me afecta profundamente.” Lee Unkrich

La puedes disfrutar en la plataforma de Netflix