Entrar a la galería de la Alianza Francesa en esta capital potosina,  en primera instancia  te encuentras con esta serie de postales que no solo retratan, sino que testifican esta invisibilidad de la cotidianidad misma a través de la lente de Norma Rivera con su exposición” Naturaleza Concreta”, la cual se exhibirá todo el mes de Mayo.

Una exposición integrada por 19 fotografías en diferentes formatos, bajo el click digital y expuesta a través de esta impresión en papel algodón.


Una de las particularidades de esta exposición, es mostrar estos lugares que están ahí y que parecen desapercibidos, al quedar plasmadas en no solo unas fotografías bonitas, sino como la misma creadora comenta “son paisajes de alguna manera, pero paisaje urbano con una intención “.

“Ya que me interesa reflexionar desde el ejercicio fotográfico sobre la relación  entre urbe y espacio natural”.

Al quedar plasmadas en estas imágenes contundentes en donde los detalles son de tal sutileza que inquieren o generan su propia poética. “Una naturaleza  que se aleja de una simple connotación romántica, pero si colmada de cotidianidad”.

Al platicar su creadora que este proyecto prácticamente se encamina o tiene  mucho que ver con un proyecto anterior que se llama -búsqueda incierta –  ganadora de una beca del Programa Jóvenes Creadores del FONCA en su periodo 2014- 2015. El desarrollo de este se sustentó en estos recorridos sistemáticos en la búsqueda de objetos abandonados en las calles de la urbe potosina.

De ahí que se vuelve este punto de partida para hacer fotografías  de objetos que se encontraba en las calles, “ya que como reportera gráfica mi trabajo es mucho andar en la calle, entonces estoy acostumbrada a tomar fotografías de políticos y fotografía social. Creo que es otro campo mucho muy diferente, de ahí que me quise enfocarme a hacer fotografías ya no tanto como sociales”.

Esto explica que  “inconscientemente e intuitivamente  empecé a hacerlo al retratar hojitas o cosas así que en sí era algo que ya lo había pensado como un proyecto y que en su momento no sabía resolverlo visualmente”, comenta.

Gracias a esta necesidad creativa al hacer pruebas- tomas- a través del celular es como confirma y consolida este proyecto sustentado  “de cómo el hombre se apropia de cierto espacio y empieza  a surgir el urbanismo, por eso el título de naturaleza concreta, porque tiene que  ver con esa naturaleza que de alguna manera el hombre ha invadido el territorio, un lugar, pero sin desplazar completamente la naturaleza”.

De ahí que todas las imágenes expuestas están referidas o tienen una connotación entre la naturaleza con el hombre, “es como una metáfora de cómo la naturaleza persiste o sobrevive a pesar de todos los cambios que el hombre ha intentado y ha estado dando en el mundo”.

“Observar estos espacios que pasan desapercibidos ante nuestra cotidianidad, nos muestra cómo la naturaleza se aferra a nosotros y nosotros a ellos”. Alejandro Montelongo.