NIÑOS WIRRARIKA APRENDEN PINTURA EN  REAL DE CATORCE SAN LUIS POTOSÍ

     Artista plástica, modelo y artista Bibi Guerra llego al pueblo mágico de Real de catorce hace ya más de siete años atraída por su misticismo y belleza sin igual y simplemente decidió quedarse en el para siempre.
De inmediato se fusionó con el ambiente artístico y autoridades culturales locales y decidió habilitar un espacio en el Centro Cultural del pueblo mágico para instalar una galería con el afán de promover su propia obra y la de otros artistas.
Fue entonces que algo especialmente fantástico le aconteció: una hermosa niña wirrarika se le acerco y fascinada por el trabajo de la artista nacida en La Laguna, con esa naturalidad que caracteriza a los miembros de su etnia le pidió e inisitió que le enseñara a pintar.
Conmovida por su persistencia Bibi decidió decirle si. “Me tocó tanto su interés por el arte y conmovida por oír su nombre Ñeriklila decidí empezar a darle clases básicas de pintura acomodándola en un rinconcito de mi espacio en el Centro Cultural”.
De pronto otros ocho niños huicholes se acercaron a la maestra de arte y fascinados por lo que hacia su compañerita le pidieron de favor que también a ellos los ayudara a pintar: “los niños wirrarikas son asombrosos,no usan bocetos y son artistas natos así que apoyada por la maestra Renata Torres Nava directora del Centro Cultural formamos este grupo que hoy es un éxito rotundo”.
La semilla esta sembrada. de los nueve niños hoy dos de ellos ya jóvenes sobresalen y continúan trabajando en el arte, Bibi Guerra además hace una labor altruista con personas de la tercera edad a quien también enseña pintura,lo hace como dice el dicho por amor al arte,esta labor altruista difícil de encontrar se esta llevando a cabo y ya rindió sus primeros frutos.
El pasado día 30 de Enero 2016, fue inaugurada la exposición sobre el trabajo de los niños huicholes en la Casa de la Cultura del Barrio de San Miguelito, San Luis Potosí  y que permanecerá en el sitio por varias semanas. Los trabajos son magníficos y han asombrado a propios y extraños.Los cuadros son tremenda  simbolistas y representan el corazón de la cultura Wixarica: Maíz, Peyote y Sol los tres puntos focales de la cosmovisión de la etnia.