El Orden Alfabético. Jueves de Poesía y música, se unió a la celebración del centenario del natalicio del escritor, poeta involuntario y autor de más de 200 canciones, Salvador Flores Rivera, mejor conocido como Chava Flores (1920-1987), que tuvo como escenario el Potosí Bistró.

Una noche en donde se recordó al también conocido Cronista Musical del entonces Distrito Federal, ahora CDMX, gracias que estuvo viviendo en muchísimas colonias en esta gran megalópolis.

Gracias a los anfitriones de Pily Pelusa en la cuentería y en la música, al buen Chipuli, quien dio inicio este orden alfabético en su primera parte con la interpretación de – Mi México de Ayer- y presentar a la narradora oral Pily Pelusa, quien comento que esta noche será una probadita a través de esta selección tanto de canciones como anécdotas.

“Mi nombre es “Chava” Flores. Yo no soy cantante , soy compositor de canciones; las compro descompuestas y luego las compongo para cantarlas; es decir, para borrarlas, porque Agustín Lara y yo no tenemos ni voz ni voto… Bueno, yo sí tenía un chorro de voz y hoy nomás  tengo un chisguete; es decir,  la pura humedad me queda”.


Así como este texto, compartió Pily no solo algunas divertidas anécdotas que dan razón de este singular creador, sino también dio lectura por ejemplo de su primera canción que escribió- Dos horas de balazos-, basado en los westerns, como otras canciones como el- Aguacate de hueso café-, -Peralvillo- y -Platillos Mexicanos-, en estos dos últimos logra plasmar con tal exactitud las costumbres y de cómo se vivía en los pueblos o, simplemente, ser este espejeo como mexicanos.

Proseguir con esta gran sapiencia de capturar no sólo su realidad llena de claroscuros,  dándole tintes humorísticos a sus letras ya que, en vez de llorar ante las tragedias, optó por reír entre lágrimas y agregó el albur como un toque de estilo a sus creaciones.  

Al quedar plasmadas en canciones como: –Eustolia-, – Vamos al parque Zéfira- y -Cinco de Filosofía-.

Para concluir esta primera parte de esta noche con la intervención del joven escritor Emilio Palomino como  Chipuli en lo musical, con una de sus canciones icónicas-  Sábado Distrito Federal-.

Una segunda parte en donde se invito al público a compartir anécdotas y esta sesión de karaoke, en donde se cantaron bajo este sentir antes anunciado por el mismo Chava Flores, – A qué le tiras Mexicano-, – Pichicuas y Cupertino-, – El Bárbaro vs El Rayo-.

En donde también el público asistente al Potosí Bistró pudo degustar de un menú con ingredientes bien seleccionados de la cocina regional potosina, en un espacio pequeño, íntimo y agradable para pasar un rato tranquilo, degustando deliciosas creaciones gastronómicas, maridadas con cervezas nacionales, internacionales y artesanales potosinas o bien con servicio de café.