UNA CELEBRACIÓN QUE UNE FAMILIAS

En un pequeño pueblito llamado JANAL PIXÁN que se encuentra ubicado en la península de Yucatán cada año al celebrar el Día de Muertos, los habitantes ofrecen un banquete a todos sus difuntos. El nombre del pueblo es de origen maya. Janal significa comida y Pixán, alma que da vida al cuerpo.

Antes de realizar este festejo, se realiza una limpia en toda la casa que consiste en pintar paredes y arreglar desperfectos que haya, con el objetivo de que al llegar el difunto no tenga que ocuparse por esos aspectos.  Todo debe estar en perfecto orden.

Esta fiesta en Pixán se comienza a celebrar desde el 31 de octubre  al 2 de noviembre. El primer día se lo dedican a los niños y se lama JANAL PALAL. El segundo día se llama JANAL UIIINICOOB el cual dedican a todos los adultos.  El tercero se le conoce como MISA PIXÁN  y en este día toda la población asiste al panteón  del pueblo a una misa que se realiza  dedicada a todas las ánimas, dentro de esta también realizan ritos mayas.

Los platillos que elaboran son: atole de maíz, caldo de pavo en escabeche, vaporcitos, costilla de cerdo en salsa de tamarindo y dulce de calabaza caramelizado. Realizan un tamal llamado: MUCBIPOLLO  que es redondo de grandes proporciones, hecho con harina de maíz y manteca. Está elaborado con pollo  y se cocina a la leña o haciendo un hueco en la tierra.

Esta fiesta se considera maya y hay una gran participación y fervor por todos, podría parecer que esta fiesta es más importante que la NAVIDAD, pues en esta fiesta se realiza el re-encuentro de muchas familias, que viajan de otros estados a convivir con sus familias.