sad woman sitting on floor

Lo que motiva al Suicidio “Alerta”

Es suicidio la salida fácil, para algunos, que deja un difícil y triste camino, para sus familiares y amigos.

    Cuando se es joven se es muy influenciable, la principal causa es frecuentemente la baja autoestima, la inseguridad en su persona y el no contar con alguien en quien confiar, aumentan el riesgo, si a eso le agregamos el factor comunicación, se puede volver una bomba de tiempo, ya que es muy sencillo para los jóvenes incluso los niños, el poder comunicarse con ellos, como jóvenes son inmaduros, no ven muchas veces el peligro que les asecha, se acercan a ellos por redes sociales, donde para el que quiere engañar es sencillo hacerlo, crear un perfil falso, hacerles creer que son otras personas,  haciéndoles sentir que cuentan con ellos, todo con tal de obtener lo que buscan, a esto puede llevar a los jóvenes a situaciones de peligro como secuestro, violaciones o hasta la muerte, pero también esta el otro lado, ese en el que los jóvenes buscan información, que antes era inaccesible para ellos, pueden comunicarse a cualquier parte del mundo de manera sencilla, recibir noticias de cualquier parte, y ser amenazados desde cualquier lugar, haciéndolos caer en juegos peligrosos Como el denominado Ballena Azul, que viene de a una tendencia en una red social rusa, relacionada con el aumento de suicidios de adolescentes. También esa facilidad para encontrar información puede llevarlos a cometer un suicidio, ya que es fácil saber como morir, incluso conseguir lo que necesitan para eso. El aumento del consumo de drogas, alcohol y otras sustancias que los vuelven aun mas frágiles, donde su realidad se pierde, tomar el camino del suicidio parece solución a sus problemas, algo que es totalmente irreal, ya que la mayoría de sus tragedias si las vemos en retrospectiva son tonterías, a veces es por que rompieron alguna relación sentimental, acoso de sus compañeros de escuela o de algún familiar, maestro o vecino, alguna travesura mínima, pero ellos suelen pensar que van a ser castigados de manera brutal, prefiriendo la muerte, todos esos problemas tiene solución, eso si piden ayuda, pero la ayuda existe solo que necesitan los adultos estar pendientes de sus comportamientos, acercarse a ellos para que tengan a quien platicar sus problemas, angustias y temores.

 El suicidio se ha incrementado de manera impresionante, no solo en México, si no en todo el mundo.

Los datos de Organización Mundial de la Salud son alarmantes, de la Nota Suicidio, del Marzo de 2017

Datos y cifras

  • Cerca de 800 000 personas se suicidan cada año.

  • Por cada suicidio, hay muchas más tentativas de suicidio cada año. Entre la población en general, un intento de suicidio no consumado es el factor individual de riesgo más importante.

  • El suicidio es la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años.

  • El 78% de todos los suicidios se produce en países de ingresos bajos y medianos.

  • La ingestión de plaguicidas, el ahorcamiento y las armas de fuego son algunos de los métodos más comunes de suicidio en todo el mundo.

    Anualmente, cerca de 800 000 personas se quitan la vida y muchas más intentan hacerlo. Cada suicidio es una tragedia que afecta a familias, comunidades y países y tiene efectos duraderos para los allegados del suicida. El suicidio se puede producir a cualquier edad, y en 2015 fue la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años en todo el mundo.
    El suicidio no solo se produce en los países de altos ingresos, sino que es un fenómeno global que afecta a todas las regiones del mundo. De hecho, en 2015, más del 78% de los suicidios en todo el mundo tuvieron lugar en países de ingresos bajos y medianos.
    El suicidio es un grave problema de salud pública; no obstante, es previsible mediante intervenciones oportunas, basadas en datos fidedignos y a menudo de bajo coste. Para que las respuestas nacionales sean eficaces se requiere una estrategia de prevención del suicidio multisectorial e integral.

    ¿Quién está en peligro?

    Si bien el vínculo entre el suicidio y los trastornos mentales (en particular los trastornos relacionados con la depresión y el consumo de alcohol) está bien documentado en los países de altos ingresos, muchos suicidios se producen impulsivamente en momentos de crisis que menoscaban la capacidad para afrontar las tensiones de la vida, tales como los problemas financieros, las rupturas de relaciones o los dolores y enfermedades crónicos.
    Además, las experiencias relacionadas con conflictos, desastres, violencia, abusos, pérdidas y sensación de aislamiento están estrechamente ligadas a conductas suicidas. Las tasas de suicidio también son elevadas entre los grupos vulnerables objeto de discriminación, por ejemplo, los refugiados y migrantes; las comunidades indígenas; las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales, intersexuales; y los reclusos. Con diferencia, el principal factor de riesgo de suicidio es un intento previo de suicidio.

    Métodos de suicidio

    Se estima que alrededor de un 30% de todos los suicidios se cometen por autointoxicación con plaguicidas, y la mayoría de ellos tiene lugar en zonas rurales agrícolas de países de ingresos bajos y medianos. Otros métodos comunes de suicidio son el ahorcamiento y las armas de fuego.
    El conocimiento de los métodos de suicidio más comunes es importante para elaborar estrategias de prevención basadas en medidas de eficacia probada, entre ellas la restricción del acceso a los medios de suicidio.

    Prevención y control

    Los suicidios son previsibles. Existen algunas medidas que se pueden adoptar entre la población, los grupos de población y las personas para prevenir el suicidio y los intentos de cometerlo. Esas medidas incluyen:

    • restricción del acceso a los medios de suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos);
    • información responsable por parte de los medios de comunicación;
    • introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol;
    • identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo;
    • capacitación de personal sanitario no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas;
    • seguimiento de la atención dispensada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario.

    El suicidio es un problema complejo, consiguientemente, las actividades de prevención exigen la coordinación y colaboración de múltiples sectores de la sociedad, incluidos los de salud, educación, trabajo, agricultura, comercio, justicia, derecho, defensa, política y medios de comunicación. Esas actividades deben ser amplias e integradas, dado que ningún enfoque individual por separado puede tener efecto en una cuestión tan compleja como el suicidio.

    Desafíos y obstáculos

    Estigma y tabú

    El estigma, particularmente en torno a los trastornos mentales y el suicidio, disuade de buscar ayuda a muchas personas que piensan en quitarse la vida o han tratado de hacerlo, no reciben la ayuda que necesitan. La prevención del suicidio no se ha abordado apropiadamente debido  falta  sensibilizarnos respecto del suicidio, como problema de salud pública principal y al tabú existente en muchas sociedades para examinarlo abiertamente. En la actualidad, unos pocos países han incluido la prevención del suicidio entre sus prioridades sanitarias, y solo 28 países han notificado que cuentan con una estrategia nacional de prevención del suicidio.
    Es importante aumentar la sensibilidad de la comunidad y superar el tabú para que los países avancen en la prevención del suicidio.

    Calidad de los datos

    En todo el mundo es insuficiente la disponibilidad y calidad de los datos sobre el suicidio y los intentos de suicidio. Solo 60 Estados Miembros disponen de datos de registro civil de buena calidad que se pueden utilizar directamente para estimar tasas de suicidio. La calidad insuficiente de los datos sobre mortalidad no es un problema exclusivo del suicidio, pero dada la sensibilidad de este fenómeno y la ilegalidad de las conductas suicidas en algunos países es probable que la notificación y la clasificación errónea de casos sea un problema más significativo en lo que respecta al suicidio que a otras causas de defunción.
    Las estrategias eficaces de prevención del suicidio requieren un fortalecimiento de la vigilancia, el seguimiento de los suicidios y los intentos de suicidio. Las diferencias transnacionales en los patrones de suicidio y los cambios en las tasas, características y métodos de suicidio ponen de relieve la necesidad de que cada país mejore la integridad, calidad y oportunidad de sus datos concernientes al suicidio. Esto incluye el registro civil de suicidios, los registros hospitalarios de intentos de suicidio, y los estudios representativos a escala nacional que recopilen información sobre intentos de suicidio autonotificados.

    Respuesta de la OMS

    La OMS reconoce que el suicidio es una prioridad de salud pública. El primer informe mundial de la OMS sobre el suicidio, “Prevención del suicidio: un imperativo global”, publicado en 2014, procura aumentar la sensibilización respecto de la importancia del suicidio y los intentos de suicidio para la salud pública, y otorgar a la prevención del suicidio alta prioridad en la agenda mundial de salud pública. También procura alentar y apoyar a los países para que desarrollen o fortalezcan estrategias integrales de prevención del suicidio en el marco de un enfoque multisectorial de la salud pública.
    El suicidio es una de las condiciones prioritarias del Programa de acción para superar la brecha en salud mental establecido por la OMS en 2008, que proporciona orientación técnica basada en pruebas científicas con miras a ampliar la prestación de servicios y atención de problemas de salud mental, neurológicos y abuso de sustancias. En el Plan de acción sobre salud mental 2013-2020 los Estados Miembros de la OMS se comprometieron a trabajar para alcanzar la meta mundial de reducir las tasas nacionales de suicidios en un 10% para 2020.
    Fuente: OMS

    TELMUJER se suma al servicio de CONFIATEL 01 800-672-14-33.

    Línea UAM de Apoyo Psicológico por Teléfono, es constituirse como una herramienta de orientación y apoyo, para las personas que hagan uso del servicio que se brinda. Teléfono: 54837000 Ext. 3961, WhatsApp: +52 1 55 64338395. Redes Sociales: Facebook @radioabiertamexico, Twitter @radioabierta. Dirección: Primer jardín de la UAM Xochimilco por la entrada de Calzada del Hueso. Calzada del Hueso 1100, Col. Villa Quietud,Delegación Coyoacán, C. P. 04960. Ciudad de México.