ESTA SOY YO…

_MG_3475

Todo empieza desde muy pequeña, yo creo como 5 o 6 años, cuando convivía con  niños y niñas,  y me di cuenta de que las cosas que le gustan a los demás niños no me llamaban la atención a mí.  Por ejemplo, algo que juegan los niños como el fútbol y hasta el estarse peleando o cosas así, pero si me llamaba la atención estar con las niñas conviviendo.  No  me llamaban la atención los carritos, ni los luchadores ni nada de niños, sino que yo tengo una hermana y sus cosas eran las que me gustaban  como las muñecas y entonces me di  cuenta de que… a lo mejor no en ese momento,   pero si un año  más adelante… Piensas que algo no está bien  porque ya no es sólo eso ya es el hecho de que desde temprana edad estas empezando a sentir algo diferente  en cuestión a la atracción;  ya como el de no ver a una niña. Enseguida me empezaron a gustar  las cosas de las niñas, pero  ya en cuestión de ropa, zapatos;  es bien chistoso porque todo empieza poniéndome las zapatillas de mi mamá, la ropa de mi hermana, pues desde pequeña yo lo hacía. Tengo un recuerdo muy presente en mi mente de cuando yo era pequeña,  yo veía la tele y veía a Thalía o algo así y decía: YO SOY ELLA, y me ponía la toalla, una camisa en la cabeza y comenzaba a bailar imitándola.

Después,  cuando estaba a punto de terminar la primaria ya era más constante, y tenía más atracción hacia el sexo opuesto, a mí me gustaban los niños, a esto viene una etapa más difícil que es la secundaria  yo creo que de las más difíciles porque te encuentras en un momento que ni tú mismo sabes que quieres de la vida, ni sabes cuál es tu preferencia o cual es el género sexual o identidad  que quieres asumir, y más porque vengo de una familia un poco cerrada en la cual había la presencia  de un papá,  de una mamá y  del típico hermano machista  y era difícil  querer expresarme aunque yo ya estaba segura de lo que sentía porque el ser transgénero es algo que ya lo llevas, es sentirte atrapada en un cuerpo que no es tuyo con una identidad que no es la que le pertenece a tu corazón , a tu alma, a tus sentimientos  y es bien difícil porque yo no sabía cómo enfrentarlo  con mi familia porque sabía lo que podía pasar.

Viene ya la forma del ser un poco más le podemos llamar “amanerada”, porque pues ya me comportaba más obvio ante mis preferencias sexuales, cuando empiezo hacer esto,  mi familia se sacaba de onda  y pues de antemano la familia siempre se da cuenta, tenía 13 0 14 años y ya yo ya lo tenía bien planteado  que era lo que yo quería y  sentía en el fondo de mí que todavía no lo sacaba pero que yo tenía a alguien guardado dentro de mí.

“Tenía una mujer guardada dentro de mí y esa mujer moría por salirse  y decir:  ¡ESTA SOY YO!”

Después de esto comencé a travestirme  y empezar a ser una chica tv y pues le volaba la blusita a mi hermana y aquí es cuando mi mamá se da cuenta de lo que está pasando a mis 15 años que fue la primera vez que me vestí y  no le pareció, tuve muchos problemas con ella de hecho desde esa edad yo me salí de mi casa y hasta la fecha he sido independiente pues no he regresado y como ya era una  persona independiente y dejé de estudiar,  empecé  con mi tratamiento de reemplazo hormonal, esto me ayudó mucho a estar bien centrada  en lo que yo quería porque me sentía bien  y aún seguía siendo una chica tv  y únicamente me arreglaba para el antro pero ya me sentía bien porque  me sentía LIBRE.

 Después estuve sola, empecé a conocer chicas trans y me quedaba pensando: YO QUIERO SER COMO ELLAS, QUIERO VERME COMO ELLAS, y ahí es cuando viene el re-emplazo hormonal y lo empiezas a ser auto-medicado,  es bien padre porque sí te empiezas a sentir más mujer.

Yo empecé a tener parejas y todo y estaba como chica de día , no era tan seguido era como de una vez por la semana me arreglo porque salía a citas y yo decía: me veo bien, me gusta como me veo y si puedo andar en el día así pues está padre; lo seguí  haciendo después cada tercer día y más seguido hasta que llegó el momento en el que mi cuerpo ya asemejaba más el cuerpo de una mujer con los cambios de hormonales.

“Es difícil, es pesado, es doloroso porque los cambios te causan dolor”

En San Luis,  es difícil porque  es una ciudad muy cerrada, es una ciudad que no se acepta ni así misma.

Una de las experiencias que me marcó en general fue la parte familiar,  después de tiempo mis hermanos aceptaron, pero mi madre no, mi papá después de que yo tenía  12 años  se separó de mi mamá y dejé de verlo, hasta la fecha no sé nada de él. El problema era mi hermano mayor ya que él era mi figura paterna pero finalmente me aceptó. Mi mamá me decía: NO TE ACEPTO ASÍ, era muy difícil por el amor que le tengo, pero a pesar de que fue muy triste fue muy padre porque un 31 de diciembre marcó un antes y un después, pues fue la primera vez en que conviví con mi familia después de tiempo ya tal y como yo era.

Los tipos de discriminaciones por los que he pasado es por ejemplo el de ir a un bar y que te digan: NO PUEDES ESTAR AQUÍ, o que te traten de mala gana.

“Me da coraje e impotencia el decir ¿por qué no voy a entrar a un lugar público a consumir, a gastar. O sea, por ser transexual mi dinero no vale?”

Cuando me salí de mi casa empecé trabajando en un súper, pero cuando ves que estás difícil mantenerte con un sueldo de $600 pesos a la semana,  busqué otras alternativas y comencé trabajando sexualmente, mis amigas así trabajaban y llegó un momento en el que dije NO LA HAGO, NO PUEDO, y dices bueno… tengo que hacer algo más … Es difícil porque llega un momento en el que tú estas sola  y dices por qué si yo tendría que estar en algún otro lugar, estoy aquí. A mis 20 años yo tendría que estar estudiando y te preguntas: ¿por qué estoy aquí? hasta que llega el tiempo en el que te acostumbras, y bueno, pues igual es una alternativa buena en cuestión de ganancias pero, NO ES LA VIDA QUE REALMENTE QUISIERA.

Para mi ser lo que soy, es lo mejor, de la manera en que yo quiero, vivo sin privarme de ser quien soy porque no me veo viviendo una vida reprimida, una vida encerrada, ni viviendo en el cuerpo de otra persona.

_MG_3485

Un mensaje el cual yo les doy a todos es que !VIVAN Y DEJEN VIVIR!, porque en este mundo encontramos diversidad en todos lados.

Monserrath Lara Sánchez
San Luis Potosí, SL.P.