RECURSOS NATURALES Y GRUPOS VULNERABLES PAGAN EL PRECIO, PARTE III

Las fértiles montañas, tierras y manantiales de la Huasteca Sur favorecen la plantación y producción del café en Xilitla, sin embargo el cultivo del mal llamado “café gourmet” se complica por diversos factores como la falta de apoyo del gobierno en general a los productores, enfermedades como “la roya”, los cambios climáticos y el desfase de las lluvias. “Ha existido una total desatención por parte de las autoridades agrícolas, que arguyen no hay financiamiento, lo que favorece a los coyotes que siguen mermando la cadena productiva que debería hacer rentable la popular infusión”, señala Celedonio Hernández Martínez presidente de la Sociedad Cooperativa Agropecuaria “La igualdad” en Xilitla.

Fundada desde el 20 de noviembre de 1989 la cooperativa aglutina a unos 321 pequeños productores cafetaleros de 23 comunidades del municipio que son parte del universo de habitantes que fundan sus esperanzas de supervivencia en este cultivo del que siembran unas 5 mil 500 hectáreas anualmente, por lo que en teoría deberían ser gente acaudalada, pues según el precio internacional del producto en Nueva York unas 100 libras de café valen el equivalente a 118 dólares americanos, en tanto voraces “coyotes” pagan de 29 a 37 pesos la libra.

Es obvio que falta producción para generar más y mejor café, ni la Asociación Mexicana del Café (AMECAFE) ni mucho menos el nefasto Consejo Mexicano del Café (COMECA) han logrado el aprovechamiento del recurso para beneficio de los campesinos indígenas más abandonados, es tajante nuestro entrevistado, para lograr un café orgánico gourmet con mayor pureza y menores defectos se requiere apoyo de la Dirección de Desarrollo y Fomento de la cafeticultura (PROCAFE) del gobierno federal, que se ha enfocado en desarrollar proyectos exitosos principalmente estados como Chiapas y Oaxaca, ante la apatía de las autoridades potosinas a quienes no les interesa impulsar programas o incentivos para los productores xilitlenses.

“La cruda verdad es que el café que se produce en Xilitla no es gourmet, debido principalmente a la negligencia del llamado Consejo Potosino del Café, agencia gubernamental que tiene en el abandono a los productores huastecos y que solo es un membrete burocrático inservible como muchos otros organismos del gobierno estatal de San Luis Potosí en donde dicen que no hay dinero ni apoyos de ningún tipo, mucho menos para lograr obtener la validación CERTIMEX para los productos orgánicos que pueden ser exportados a la Unión Europea (UE) lo que nos ha dejado un gran vacío en la intención de internacionalizar nuestro producto” lamenta el cafetalero xilitlense.

El desprecio y el abandono ha motivado a los cafetaleros potosinos a buscar orientación y apoyo más allá de los límites del estado de San Luis Potosí, ya sea asesorándose con organizaciones y cooperativas en Oaxaca como la Unión de Comunidades de Indígenas de la Región del Itsmo (UCIRI) cuyos productos han logrado ser comercializados ya internacionalmente, así como en el extranjero los han orientado entre otras organizaciones la Catholic Relief Service (CRS) con sede en Baltimore Maryland que ayuda a los grupos humanos de pobres y personas vulnerables globalmente, “gracias a ellos hemos empezado a producir nuestra marca Tlanesky que es café orgánico, a pesar de la falta de voluntad de los tres niveles de gobierno que nos tienen marginados a pesar de nuestra suplicas de apoyo” puntualizó.