Las puertas energéticas en nuestro planeta tierra existen. Más alá de le explicación científica o recelo de los escépticos, representan puertas de acceso a otros universos paralelos y espirituales. Estos vórtices aparecen en donde la concentración de energía es tal que cada decena de años, se abren espejos o ventanas visibles más que para el ojo común para el tercer ojo que todos llevamos desde que nacemos y que lamentablemente queda ciego con la formación civilizada educativa ególatra del ser humano.


En la tierra sagrada de Wirikuta Real de 14 San Luis Potosí ocurrió este fenómeno conocido como portal de energía este martes 8 de Septiembre 2020 cerca de las diez de la noche. Pocas personas lo percibieron, no así el guía de turistas y fotógrafo profesional catorceño Felipe Frías Saucedo quien gracias al gran espíritu estuvo en el lugar correcto, a la hora exacta para captar el impresionante haz de luz emanando de la tierra, su célebre fotografía le ha dado la vuelta al mundo entero es además sensación en redes sociales, pero dejemos que él mismo nos explique ya que accede amablemente a darnos una entrevista exclusiva para Aló San Luis.


“Salí a caminar ese día como habitualmente cerca de la puesta del sol, empecé a tomar fotos de los adornos de fiestas patrias del pueblo, un ambiente de amor y paz se respiraba en el sitio mágico, me dirigía en dirección Norte-sur mirando al mítico cerro quemado centro ceremonial del pueblo Wirrarika no había mucha gente por lo que hice algunas tomas evitando apuntar a los pocos turistas directamente respetando su derecho a la circulación y privacidad, todo parecía normal” relata.


Para el residente de Real de 14 es común recorrer los sitios más emblemáticos del altiplano potosino, inmortalizando con su trabajo, ya sea los parajes más recónditos o las fábricas de mezcal de la zona a su gente hermosa y orgullo de las tradiciones del desierto potosino, sin embargo lo que estaba a punto de presenciar lo dejaría mudo “ Cubría el espacio con el lente de mi celular al moverme un poco en dirección hacia el Cerro Quemado de pronto vi una intensa luz que salía del suelo que subía imponente al cielo, dispare sin pensarlo, una excitación innombrable se apoderó de mi ser…nunca imagine ser elegido por este haz de luz, la experiencia duro unos 30 segundos, desde entonces ya nada es igual “ agrega.


Respecto sobre que opinión le merece semejante apariencia y en especial en esta pandemia devastadora del Covid 19, Frías Saucedo afirma emocionado que hace diez años, según recuerda apareció una luz semejante también en el Cerro del Quemado, “Mi casa queda en esa salida cerro arriba, nunca lo olvido, para mí un portal de energía es un buen sigo, es una llama de esperanza, cosas buenas vienen Carlos, es la cosmovisión de la omnipotencia de algo superior para bien de las habitantes del Real de 14 y el resto de la humanidad”.


Recuerda acontecimientos potentados de energía en el área a donde el lleva gente para que disfruten de sus tours “Las vibraciones de la tierra son constantes y palpables en este lugar, no por nada hace 15 años chamanes Wixarikas se reunieron con Monjes Tibetanos provenientes de Katmadú Nepal para hacer una ceremonia para pedir por la lluvia tras una prolongada sequía, en beneficio no solo de los nativos de aquí sino de toda la humanidad, esta luz de esperanza que nos pasó es una muestra de la liberación de energía de la madre tierra tal como ocurre con los volcanes o tsunamis es una señal hermosa de que en plena pandemia aún queda la creencia de que vamos a salir adelante entre tanta muerte y enfermedad es parece un aviso del despertar de una nueva era” puntualiza nuestro entrevistado.