TIEMPO DE: ORACIÓN, AYUNO Y LIMOSNA

Empecemos por definir este tiempo que para muchos creyentes es parte importante de su religión. Y bueno… La Cuaresma es una época  de solemnidad y sacrificio que conmemora el éxodo de Jesús hacia el desierto.

Muchos católicos dentro de este tiempo de Cuaresma  se preparan para la semana santa: ayunando y rezando. Estos 40 días son una época buena para reflexionar.

De hecho, algunas familias deicden guardar algunas monedas durante estos 40 días y hacer algo con ellas, ya sea donarlas a la iglesia o a una organización.

El sacrificio que se hace es un recuerdo  del sacrificio que hizo Jesús  para salvar los pecados.

Para todos los creyentes es indispensable realizar estos sacrificios como por ejemplo:

Pensar en todas aquellas cosas triviales que en la vida te apartan de la atención de Dios.  Se sacrifica algo o se añade alguna actividad cuaresmal como renunciar a algún vicio  durante estos 40 días o hacer algo positivo, como pasar más tiempo con la familia, hacer trabajo voluntario y así ponerse en contacto con la fe.