En medio de la violencia machista que se vive en el país y como un símbolo de apoyo y de colaboración entre mujeres, nació la Orquesta Sinfónica Sororidad de la Ciudad de México, que tendrá su debut escénico el domingo 15 de marzo, en el kiosco del Zócalo capitalino, en donde recordará y se le dará eco a la voz de esas mujeres que ya no están.

Se trata de 80 mujeres que unieron su talento para integrar la primera agrupación en su tipo, bajo la dirección artística de Esperanza de Velasco y de su hermana Josefa. Dicha agrupación fue armada hace un par de semanas y nació del movimiento que han generado las mujeres, para inspirar y acompañarnos desde la mirada de la música.

La creación de esta orquesta, detalló Esperanza de Velasco en entrevista con Excélsior, busca llamar la atención en torno al movimiento de mujeres que se ha generado en las últimas semanas, por lo que en su repertorio han incluido composiciones y arreglos ligados a ese sentimiento de las que se han quedado sin voz.

Por ejemplo, en Canción mexicana tenemos el final en donde la cantante dice ‘quisiera’, y en lugar de seguirse con el final… ‘llorar’, quisiera, se queda en quisiera y entra un coral, el coro con voces un poquito más angelicales para este momento de recordar a las mujeres que se han quedado sin voz, y la cantante ya no acaba la frase… se queda en quisiera”, explicó De Velasco.

Además, detalló que la orquesta tocará varios porruíes, uno del maestro Eduardo Magallanes y de Arturo Vázquez Vela, y otro de ella y su hermana Josefa, a fin de abarcar música de toda la República Mexicana.

Con la presentación de la Orquesta de Sororidad el 15 de marzo a las 13:00 horas, concluirán las actividades de la segunda edición de Tiempo de Mujeres, Festival por la Igualdad, que inició el 6 de marzo y llegó a 40 sedes en la CDMX, con más de 80 actividades artísticas y culturales.

Para mí, la manera de participar en esto (el movimiento feminista) es con la música, y de una manera pacífica y mostrarle eso a mis hijos. Lo que yo busco es mostrarles ese camino por medio de la música. Ésta es mi forma de apoyar en este momento a las mujeres”, comentó Reyna Aguilar Castillo, integrante de la Orquesta Sororidad, quien tocará el arpa jarocha.

COMBATIR PREJUICIOS

En el caso de Virginia Escobar, de 17 años, la integrante más pequeña de la agrupación, quien toca la trompeta, comentó que la música mexicana es una herramienta bastante útil para unir a las mujeres, aunque reconoció que la oportunidad de compartir el escenario únicamente con mujeres, representa mucha responsabilidad en el contexto del machismo que se vive en México.

(Siento) mucha presión y mucha responsabilidad, al mismo tiempo. Me da mucho orgullo que sea sólo de mujeres y también muchos nervios por mi edad. Pero me siento contenta porque es muy bueno apoyarnos entre mujeres”, expuso.

Y añadió: “Yo sí estoy a favor de todo lo que hicieron (en las recientes protestas de mujeres) porque hay mucha gente que desvía la atención, porque hay mucho machismo, pero bueno, vivimos en un país con mucho machismo y es muy difícil que todos cambien ese pensamiento, pero yo sí estoy de acuerdo en todo lo que hicieron y me da mucho gusto que ahorita se esté alzando más la voz”, comentó la estudiante que actualmente cursa estudios de trompeta clásica y que desde hace cinco años toca en el mariachi.

Por su parte, Reyna Aguilar Castillo, quien tiene 42 años y es arpista desde hace dos décadas, aseguró que este ejercicio es muy importante, pero no por ese dilema que ha prevalecido entre hombres y mujeres, sino simplemente porque “unas veces podemos sentirnos participativas y en otras no, incluso uno podría pensar en que como no es su especialidad, puede dudar (en participar), pero es algo muy emocionante para nosotras hacer este ensamble especial de puras chicas”.

Además, enfatizó en que ésta es una manera pacífica de participar, pero desde el terreno de la música, para mostrarle eso a mis hijos; soy madre de familia y entonces lo que busco es mostrarles el camino de la música a toda mi familia”.

40 actividades tuvo en la CDMX el festival Tiempo de Mujeres

Finalmente, Josefa de Velasco, codirectora de la orquesta aseguró que la presentación del próximo domingo marcará un parteaguas en su carrera, pues nunca en los 15 años de su vida laboral, había colaborado en una agrupación sólo de mujeres.

Estamos diciendo lo que las mujeres podemos hacer juntas, lo que las mujeres ya hacemos, es un tema de colaborar, es un tema de unirnos y de apoyarnos. Esta orquesta se armó hace dos semanas, pero para mí es un símbolo de cómo si nos abrimos a ayudar a otras mujeres, a colaborar entre mujeres, podemos hacer cada quien una mejor carrera, tener mejores oportunidades y mejores experiencias”, dijo.

Asimismo, esta agrupación es una forma de responder a esa tradición histórica que se ha empeñado en afirmar “que las mujeres no lo podemos hacer suficientemente bien… pues ésta es una manera de decir lo contrario, que sí podemos, con una orquesta que suene increíble, donde nadie es menos”.

Y añadió: “(El trabajo con esta orquesta) se alimenta de una gran energía, donde todas trabajamos y no buscamos competir; estamos aquí para hacer equipo y lograr un mismo objetivo más allá del aplauso, pues se trata de hacer música lo mejor posible Todas estamos en eso y siento que estamos todas felices de ser puras mujeres, porque es la primera vez que todas lo vivimos”.

Texto de: Laura Toribio