EL CÁLCULO DE LA ESTELA TERMINÓ EN  ESA FECHA.

EL CALCULO DE LA ESTELA 

 

ANTROPÓLOGOS Y ESPECIALISTAS INICIARÓN DEBATE A NIVEL INTERNACIONAL.

   COBÁ, QUINTANA ROO.- Iluminado por una luz enigmática, El Sacbé, o camino blanco número 9  nos  conduce  hacia el lugar del equinoccio fatal, visita a COBÁ, Quintana Roo, centro de especulaciones de la prensa sensacionalista  y de  apocalípticos programas de Televisión por cable. Todos están fascinados por las profecías MAYAS. Especialmente la que anunciaba el fin del mundo en el año 2012. Contexto filosófico-apocalíptico, que anuncia una catástrofe devastadora para nuestro cuerpo celeste.

En tanto científicos escépticos encabezados por el físico Stephen W. Hawking autor del Bestseller “A brief history of time” (“Breve historia del tiempo“), rechazan la profecía, cosmólogos Mayas sostienen que el fin de una era ocurrirá en 2012, incluso el investigador parapléjico en artículos recientes publicados en “The New York Times” y en la revista “Scientific American” refuta que dios haya construido el universo, pero para sacerdotes y ancianos Mayas advierten, que en la fecha señalada por la estela de Cobá, no se anuncia el fin del mundo, sino el fin de una era, en donde la madre tierra cobrará tributo a la raza humana por las ofensas recibidas.

“El sol se pondrá sobre el ecuador, el día será igual a la noche en toda la tierra, huracanes y tormentas devastaran durante meses amplias zonas pobladas, millones perecerán”. Se interpreta la señal o rastro en el monumento número uno, en donde los mayas conmemoraban  eventos futuros con cálculos impecables.

Según inscripciones en  lápidas erigidas sobre el suelo, así como en las pirámides, del sitio. Antropólogos y escritores internacionales. No hay duda que la ecuación finaliza toda actividad humana en un punto determinado. Experiencias magnéticas, como la de visitar ruinas Mayas de México y Centroamérica, implica sintonizar el intelecto con la naturaleza,para comprender que los antiguos Mexicanos tenían un  nivel cultural solo equiparable con el  actual, más aún: “Los mayas no conocían la enfermedad, eran matemáticos y astrólogos consumados”, afirman en Cobá, imponente descubrimiento arqueológico entre cenotes y la selva Caribeña.

Por  ejemplo, Wawking habla acerca de la “Flecha del tiempo”, a propósito de la segunda ley de la termodinámica y del aumento del desorden o entropía, sencillamente coincide con los mayas, en que el proceso inverso, se pasará de estados más desordenados de la humanidad a ordenados, estas cavilaciones, según Mayologos modernos, son del todo reflexiones un tanto precipitadas. La estela marcaba el fin del mundo el 12 diciembre 2012. Fue esculpida en el esplendor de Cobá, del 300 al 900 A.C.

Terrorífica predicción que como una flecha especulativa,que se dispara  en una aureola de misterio  ha provocado consternación por la exactitud de los cálculos matemáticos perennes en códices hechos por esa antigua civilización,sobre todo en fenómenos astrológicos como Solsticios y equinoccios.

Explorando la totalidad de la zona, a través de las hojas, la luz me electriza… Hay Baales (Espíritus guardianes) descendiendo de la ceiba sagrada. El “Sacbè, refrescante, une el universo con la máquina del tiempo… en los reflejos, sombras, que me conducen, por la selva, guiado por el espíritu del  petrificado jaguar  y del temido dios murciélago, deidades definitivas en la cosmogonía Maya, logró subir por la gran entrada a la ciudad universitaria más antigua de la cultura Maya: COBÁ.

Más allá de la parafernalia “Maya” que comerciantes, turistas, intelectuales  o comerciantes ,que alegran el mediodía de un día al final del verano, “Temporada baja”, nos traten de “Apantallar” en el término técnico del vocablo, entre maya y español subsiste, al final del Sacbe, la terrorífica estela número “1” que según las profecías Mayas anuncia el fin del mundo y de la humanidad entera en una fecha exacta y próxima…

La fecha que pensaban apocalíptica: “12 de diciembre, del año 2012, a las 12 de la noche”, rezan los designios de los sabios MAYAS.Basado en la guía del libro “Misterios Mayas” del DR. Samael Aun Weor, este reporteros se dejó llevar por una experiencia mística,consagrada a la admiración sobretodo de los pueblos autóctonos y sus misteriosos vestigios,regados en lo que hoy es Sur de México, Guatemala y Honduras.

Los mayas eran una civilización sumamente compleja,cuyos misterios, aún no develados completamente, han dado a la ciencia moderna y a la antropología,retos en los que estas corrientes de estudio “oficiales” han quedado rebasadas así como asombradas de la exactitud de sus cálculos.Eran conocidos por su sapiencia profética y matemática.

Según estudiosos, COBÁ fue la ciudad universitaria más visitada en el mundo Maya. De Ahí se graduaban los más fieros guerreros, los más avezados científicos o implacables artistas más impresionantes.Aspirantes Mayas llegaban de importantes centros políticos-religiosos urbanos como Palenque, Chichen Itza, Edznà, y de lugares tan  recónditos como Tikal, en Guatemala y Copán, en Honduras, capitales importantísimas  de la misma civilización. A esta zona arqueológica,localizada enfrente a Túlum, en la costa de la llamada “Riviera Maya” en el sureste Mexicano.

Actualmente muchos conocen la sabiduría y la exactitud con que los mayas, desarrollaron su capacidad de predecir y adivinar fenómenos naturales tales como eclipses y equinoccios, además eran expertos en descubrir el porqué de extraños eventos,lograron discernir entre lo que es predecible, pero también fueron más  allá al pronosticar lo impredecible. Era el arte total de la predicción.

Hoy el mundo moderno está anonadado con sus famosas profecías, que son amplíamente conocidas e investigadas por especialistas, periodistas, canales sensacionalistas de t.v., ufólogos…

 

ANTROPÓLOGOS Y ESPECIALISTAS INICIAN DEBATE.

Para el arqueólogo Heriberto Vela Chàn,el evento catastrófico que anuncia la estela principal del llamado conjunto “Maxancoc” de la zona arqueológica de Cobà, a la cual se accede por el “Camino blanco” (Sacbe en maya”), no tiene preocupados de ninguna manera al estado de Quintanna Roo, ni a Mèxico, menos al resto del mundo.

“Empero, yo por mi parte no soy ingenuo, como Maya, prefiero ser  prudente y pues la verdad te confieso,tengo mucho miedo, no es lo mismo vivir en las ruinas, hay una parte de mi que teme que la estela diga la verdad y que el mundo se va acabar, con él nosotros,evidentemente”, argumentò.

En opinión del guía especializado, Jaime Chan, quien habla cinco idiomas y conoce profundamente Cobà y sus misterios,existe una mezcla de incredulidad y aceptación de que de cualquier manera tenemos que terminar como civilización: “Los grandes filósofos modernos como E.M. Cioràn y el Apocalipsis del libro de las revelaciones de Juan,lo previeron,la humanidad está destinada al fracaso,entre mas tecnología, mas miseria…” afirmó.

Entrevistado cerca de la zona de artesanías y mapas,El sacerdote y Líder Maya, Juan José Chirex y quién dirige una ceremonia del equinoccio en septiembre en su natal Ixcché, Guatemala, consideró que el mundo tal como lo conocemos naturalmente, no desaparecerá, sin embargo aceptó que en el mundo maya moderno se entiende que el año 2012 la humanidad desaparecerá”, será el fìn de una era, a partir de dicho punto,se dividirá la historia  contemporanéa de la tierra,en antes y despúes”.

Insistió ante varios medios de Televisión y prensa internacional que abundan en el sitio,que según el cómputo cronológico Maya, el día 12 de diciembre del 2012, habría una gran catástrofe planetaria, aunque lo nieguen los científicos de la NASA, será un acontecimiento profético, fatídico, eso se creía.

 

LA ESTELA

El conjunto “Macanxoc”, es la bajada del sacbe número 9, tiene este nueve metros de ancho. La estela esculpida por los cuatro lados registra los “Katun” o predicciones cronológicas, de todos los parapsicólogos y ocultistas es sabido desde hace años, que el llamado “Factor maya” definirá el destino de la raza  humana, son 313 jeroglíficos, en un total de 8 estelas los investigadores más serios y esoterístas han previsto, que el mundo, tal como lo concebimos, será destruido por fenómenos tremendos, incendios, mayormente.

La zona arqueológica está basada, Tridimensionalmente, en centros cívico-ceremoniales, juegos de pelota, estelas y altares monolíticos, además están más de 55 mil monumentos por descubrir en un terreno de 71 kilómetros cuadrados.

Respecto a la fatídica fecha, los señalamientos mayas no miente: “Muuchil Makanzok” que es el conjunto donde está la llamada “Estela maya del fin del mundo”, Sak Besò, Yàax, ts’iihob’ob”, “Cojobo” rezos utilizados en ceremonias, en preparación para la muerte, para el final de la humanidad. Declaraciones recientes del afamado escritor e investigador Norteamericano Stephen Hawkings intentan develar el velo de misterio que arroja la información de la estela maya del fin del mundo en Cobá, para el astrónomo, la máquina del tiempo que para propósitos de mediciones de la existencia humana creó la NASA, desecharón toda posibilidad de que en el año 2012 está por ocurrir tremenda catástrofe, sostiene, en contra de los pronósticos Mayas, descartando que habrá otro “Big-Bang”. ¿Qué sabían del Apocalipsis los Mayas?.