Rioverde, 402 años de presidir la zona media potosina.

San Luis Potosí, S.L.P.

0
199

Información de: Gilberto Salas

En 1530 el indígena Conin, bautizado con el nombre de Hernando de Tapia, fue comisionado para que reuniera a un grupo de chichimecas y otro de otomíes ya pacificados, en las cercanías de La Cañada, donde más tarde se fundaría Querétaro, y batiera a los indómitos chichimecas.

Abrió una ruta desde Michoacán pasando por el hoy estado de Guanajuato hasta llegar al valle de río Verde por donde llegarían más tarde los fundadores. Con lo anterior, es probable que Conin haya sido el descubridor del Valle del Río Verde.

Esta labor la prosiguió un capitán indígena descendiente de los reyes de Texcoco llamado Xicalchalchimitl, bautizado con el nombre de Juan Valerio de la Cruz, quien terminó de pacificar la región del río Verde, habitado por tribus pame-otomíes.

Los pueblos-misiones de la custodia de Rioverde inician desde 1544 con la llegada del franciscano Juan de San Miguel, cuando este misionero recibió las noticias de la guachichila o tierra de guerra, decidió explorarla; se hizo acompañar del fraile belga Bernardo Coussin y penetró por Xichú en el valle del Río Verde, atravesando la Sierra Gorda del actual estado de Querétaro.

En 1543-1544, fray Juan de San Miguel fue el primer misionero que llegó a Rioverde, agricultor, arquitecto y maestro; tenía interés no solo en la guachichila de guerra, sino en la tierra fértil habitada y que inculta no valía nada. Al indígena llamado Conin, se le aribuye la fundación de Rioverde en la zona media de SLP.

Hacia 1555 fray Bernardo Coussin incursiona en la región; en 1562 fray Francisco Daniel y fray Pedro de Burgos lo hacen desde el convento de San Felipe, años después vendrían fray Diego Medrano, fray Juan Gerónimo y fray Juan Maldonado desde el convento de Xichú.

En 1607 lo harían fray Juan de Cárdenas y Fray Juan Bautista de Mollinedo también del convento de Xichú. Tal vez fueron las noticias del río sin nombre y del manantial de la Media Luna, las que lo acicatearon para explorar esta comarca.

A fines del siglo XVI, se sublevaron los indios cuazancores y samúes que habitaban el valle del río Verde; vino el capitán Gabriel Ortiz de Fuenmayor con el fin de someterlos, y en 1595 los redujo y les trajo un fraile para que los adoctrinara. Este fraile indudablemente franciscano, debió pertenecer a la provincia de Zacatecas.

En el Real de Minas de Xichú, en octubre de 1597, fray Beaumont levantó una información y por ella se sabe, que desde entonces se disputa a los franciscanos la posesión de la Misión de Rioverde, pero en aquella información se puso bien en claro que los franciscanos tenían la primicia, pues sus misiones habían entrado al valle del río Verde antes de mediar el siglo XVI.

A finales del siglo XVI, en 1591, habían llegado a Rioverde los capitanes Miguel Caldera y Gabriel Ortiz de Fuenmayor con más de 50 españoles, les habló a los indígenas, les dio regalos y quedaron bajo el amparo y jurisdicción de la Corona a través de las autoridades de San Luis Potosí. En 1596 el también capitán Pedro de Sifuentes se asentó en las cercanías de la laguna La Vieja, se considera el primer poblador español de la comarca, dicha estancia contaba con más de 3,000 cabras, 1,300 vacas, y 200 yeguas; en el núcleo de la hacienda El Jabalí, llamada en un tiempo como: de nuestra Señora del Rosario del Jabalí.

En 1607 llegó a estas tierras fray Juan de Cárdenas, acompañado de fray Juan Bautista de Mollinedo buscando lugar donde pudiera establecerse la misión, para lo cual, construyeron una iglesia de bajareque donde se encuentra el actual mercado de Ciudad Fernández, teniendo como punto de referencia el Ojo de Agua, donde finalmente se llevó a cabo la Fundación del pueblo de Rioverde Fray Juan de Cárdenas pudo ir más adentro y tener más éxito ya que dominaba la lengua otomita.

EL PERMISO PARA FUNDAR LA MISIÓN SANTA CATARINA DEL RIOVERDE

Él sentó las bases de un convento que luego fue la cabeza de la extensa y extinta Custodia de Santa Catarina Mártir de Rioverde. Al iniciar el siglo XVII ya era bastante conocida nuestra jurisdicción, apenas llegaron estas noticias a oídos de fray Juan Bautista de Mollinedo, se levantó en su alma un incendio que no le dejaba en paz, y en 1607 partió junto con fray Juan de Cárdenas más veloz que el viento a este lugar.

En 1612 el Rey de España Felipe III concedió el real permiso para la fundación de la misión de Santa Catarina Mártir del Rioverde y ordenó al virrey de la Nueva España, don Diego Fernández de Córdoba, primer Marqués de Guadalcázar que realizara los preparativos. En 1616 fray Juan Bautista de Mollinedo le remitió al Virrey el proyecto de colonizar y evangelizar la región lo cual le fue autorizado, y el primero de julio de 1617 fray Juan Bautista de Mollinedo en un acto solemne fundó la misión de Santa Catarina Mártir del Rioverde.

Del 6 de julio al 22 de septiembre de ese mismo año, oficialmente fueron fundados los siguientes lugares: Lagunillas, Pinihuán, Gamotes, Valle del Maíz, Tula, Jaumave, Monte Alberne, Santa Clara, San Cristóbal del río Blanco, Santa María Teotatlán, San Pedro Mártir, Las Alpujarras y San Juan Tetla. Estos lugares se ubican en territorio que ahora forma parte de los estados de San Luis Potosí, Tamaulipas, Nuevo León y Querétaro.

La misión de Santa Catarina Mártir del Rioverde desde sus inicios fue muy importante por su valle tan extenso, por eso en 1622 fue elevada a la categoría de Custodia, pasando a ser la cabecera de las demás misiones fundadas por Mollinedo.

En 1619 se realizó un censo de la misión y entre mascorros, coyotes, otomíes y guachichiles dio un total de 454 Indígenas. Custodia es una circunscripción, una extensión gobernada por el padre Custodio e integrada por varias misiones, es decir, poblados por evangelizar.

La Custodia de Rioverde llegó a estar compuesta por 19 misiones, la mayoría en el estado de San Luis Potosí, algunas en Tamaulipas, como Tula, Jaumave, San Miguel de los infantes y otras en Querétaro como Alpujarras y aún en Nuevo León, como San Cristóbal de Río Blanco. El precursor de las misiones fue fray Bernardo de Coussin quien murió a manos de los indios.

Don Martín de Mendalde, alcalde mayor de San Luis Potosí, visitó la Custodia de Santa Catarina Mártir del Rioverde lo que ninguno de sus antecesores había hecho, visitar a los pueblos de la comarca en su totalidad, llegó a Rioverde el 7 de febrero de 1674, y con demostraciones de alegría lo recibieron los indios chichimecas, pames y otomíes que formaban la población.

Realizadas las fundaciones, Mollinedo se fue a Xichú, Guanajuato, para informar a sus superiores sobre los trabajos realizados y de ahí a España.

La creación de la custodia de Santa Catarina fue todo un proyecto evangelizador desarrollado para la región, que desafortunadamente Mollinedo no pudo llevar a cabo debido a las enfermedades que lo aquejaran y que lo llevaron a la muerte.

Fuente: Quadratin SLP