En razón de la reflexión sobre el estudio de la cultura,  la cual deviene como un recurso privilegiado para reconocer la diversidad, fomentar el desarrollo generando recursos materiales y simbólicos y “empoderar” a cierta población foco de las políticas en general y de las culturales, en particular, fue  presentado el  libro -Cultura, Antropología y transformación social desde las políticas culturales de México, Brasil y Argentina”, en el salon de usos múltiples de la Casa de Cultura del Barrio de San Miguelito, en esta capital potosina.

Para esta presentación editorial se contaron con los comentarios del artista  visual Juan José Gámez, Edgar Josué García López y siendo moderado por Fernando López García.

Juan José Gámez destaca no solo el trabajo de compilador sino también aportar un articulo sobre una situación más que particular sino general a través de estos trabajos de investigación que hablan sobre situaciones particulares, digamos que de microhistorias que de alguna u otra manera nos identifican y por lo tanto se vuelven generales, porque todos tenemos problemáticas que nos identifican”.

Al hacer énfasis en el trabajo de  que habla sobre un tema que le es interesante como es la inclusión social entendida ésta a partir de los colectivos que han incidido a través de los grandes movimientos  en Latinoamérica, especialmente en México .

Para el antropólogo López García destaca que esta compilación de investigaciones propuestos en el simposio “Políticas culturales en la América plural y diversa” durante el IV Congreso Latinoamericano de Antropología, celebrado del 7 al 10 de octubre 2015, 

Este libro responde a aquellas preguntas que nos hacíamos entonces, pero que también dan paso a otras preguntas que  aquí nos responden.

De ahi que este libro  sea un texto que desde el principio parece como un reto por una paradoja que lo acompaña, “primero, porque es sencillo, sencillo refiere a la narrativa  que a lo largo de los textos va acompañando el autor con el lector a quien le va contando como suceden las cosas en estos cuatro países con respecto a las políticas culturales”.

Por otro lado,”seguir la paradoja porque también es complejo, complejo en la cantidad de elementos que aquí confluyen para poder explicar un fenómeno como es el de la cultura desde las políticas públicas.

De pronto se empieza a hablar del papel que juega el gobierno en esta construcción social de la cultura, pero también de la autogestión,  de la organización social desde abajo”.

Otro de los puntos de interés para el también investigador de la cultura popular es la existencia de diferentes trabajos que hablan o tratan sobre estudios sobre la cultura, ” me parece muy interesante que este trabajo de esta naturaleza aporte cpn tanta claridad aspectos que desde la antropología muchas veces no son tsn claros. Entonces va a lo largo de este libro como las voces que hablan aquí no son tanto de las seis autoras y el autor, sino ellos son el vínculo de la gente que tiene la problemática y que a partir de ellos transmiten el sentir, el pesar de cada uno de los personajes  que aquí están manifiestos”.

Para el investigador del Colegio de San Luis (COLSAN)  y compilador de este libro, David Madrigal considera que “las políticas culturales están practicamente a la deriva y por lo tanto a expensas de la ocurrencia de los funcionarios, en donde los ciudadanos no nos preocupamos pirqué onda con la cultura, es muy interesante, no sé que pasa”.

De hay que este libro da cuenta en primera instancia estas reflexiones sobre el estudio de la cultura están planteadas, pensadas y reflexionadas por mujeres.

Así como cuestionar en este libro a partir de esta pregunta antropológica ¿ Quienes son los actores realmente de la cultura y de las políticas culturales?, ya que de entrada a partir de esta visión romántica y macro, o muy generalista, simplista y reduccionista, nos llevo a darnos cuenta que las  mujeres, los hombres, los artesanos y en el caso que yo estudio hay,  los colectivos  los creadores independientes  y hasta profesores de primaria que están preocupados del porque en las primarias no se está tomando en cuenta el asunto de la cultura”.

“Estos son algunos subtextos que están en el libro. Si buscamos efectivamente que fuera sencillo, aunque acota que no fuera El Capital, el gran ladrillo, sino que fuera más precisamente poco mas una situación de entrada a la reflexión sobre todo esto de esta cuestión”. 

Destaca que una cuestión importante es que “en estos países compartimos una especie de lastre o de esta cosa que no podemos saturar que es la noción culta de la cultura: esto es una cosa muy importante para nosotros en este libro, porque tratamos de documentar como eso pesa”.

Apunta; “Si que ya cambio,  si que ya se creó el instituto,  si ya ahora que hay una estructura organizacional del gobierno que ahora atiende, si que ahora no solo es la cultura popular que ve a los indígenas, a todo eso si, pero de todos modos en todo esto se sigue teniendo un peso muy importante la noción culta de la cultura.  La cultura sigue siendo para las élites”.

Un libro que esta integrado por ochos textos, dividido en siete capítulos y un a introducción “que es una belleza didáctica para todo aquel que tiene preguntas sobre ¿qué significa cultura, desde un punto y desde que perspectiva  podemos entender la cultura”.

Un libro publicado por la editorial del Colegio de San Luis. Primer edición 2019.