Mi experiencia con la Oiuja, sucedió en San Luis Potosí

San Luis Potosí, S.L.P.

0
347

Una historia que nos hace llegar alguien que vivió una experiencia con Santanas.

Mi Vivencia: Por allá del año 1986 cuando tenía yo unos 21 años.
Señaló que traigo mezcla de enseñanza religiosa entre Cristiano y Catolico.


Por ese año en mi andar de conquistar muchachas por seguir a las chicas ingrese al coro de la Iglesia San José Obrero en la Infonavit por Muñoz.

Entonces yo en los ensayos y misas me burlaba de las cosas religiosas y en el mismo juego empecé a llamarle al “chamuco” (así me referiré el Satanas), todos los días ahí me tienen terqueandole a llamarle al famoso chamuco, según yo en la iglesia pero burlándome de todo y así transcurrieron los días hasta que el chamuco se fue acercando a mi, pues yo Líder nato ahí me tienen jalado a los amigos a portarse mal y bien que jalaban, pues un día de tantos al estarlo llamando que se apersona estando yo con unos amigos, la forma en que se presentó en aquella ocasión fue de un tamaño de altura como 5 metros, así rojo como nos lo dibujan y con la barba y las alas grandes, lo cual le causo tremendo pánico a mis amigos que salieron corriendo por la calle, me quedé tan tranquilo diciéndoles que no había pedo porque era mi compadre, afortunadamente jamás le pedí ningún favor ni puse a la venta mi alma, por nada, de hecho un buen amigo que hoy ya no está en este mundo me dijo que si volvía a llegar yo con mi chamuco, mejor ya no los buscará y hasta ahí llegaba la amistad.

Y luego un sábado que estábamos ensayando para un concurso de coros se acercó el Padre a bendecirnos y nos hecho agua bendita a todos los que estábamos ahí, pues a mi me cayó de agua, sentí como casi me desmayo, como cuando se baja la presión, tuve que sentarme, ya después de un rato me sentí bien, esa fue la primera vez y luego en una misa de esas que son después de Semana Santa me volvió a tocar baño de agua bendita, volvió el casi al desmayo y esta vez me duró un poco más de salí de la Iglesia, hasta como una hora después ya me fui alivianando, entonces hilé lo que sucedió con el otro, resulta que el chamuco estaba queriendo apoderarse de mi cuerpo, pero esas bañadas de agua bendita lo impidieron.


Como salí de la situación de dejar invocar al chamuco, resultó que un día el director del coro, trata de explicar un texto de la Biblia sin haberse preparado, entonces yo como que desperté de un letargo y le digo hey Pepe estás mal, lo que leíste no tiene nada que ver con lo que explicas y todo el resto del coro me volteo a ver incrédulos diciendo pues de donde yo sabias cosas de la Biblia y me solicitaron que si les preparaba algún tema para jóvenes para el siguiente ensayo y yo lo preparé y así fue como el chamuco se alejó de mi.

Algunos amigos de hecho por estos acontecimientos no me llamaban por mi nombre o mi otro apodo, me decían como yo les decía que era compadre de Satanas, es por eso que así como muchos aseguran que Dios existe y yo también lo aseguro pero también les aseguro que el Satan existe, hasta entra a la Iglesia, te sigue a todos lados esperando que tú te apendejes y caigas en sus trampas.


Esto para mi me quedo más que claro que en la misma Iglesia adentro puede estar el Satan, en la Biblia en el Libro de JOB capítulo 1 versículos 6 al 7 ahí puedes corroborar que este ser se mueve por todo el mundo , es real lo viví.


Es a grandes rasgos lo que viví, me falta mi experiencia con la OIJA luego te la paso