Pantone devela el color del 2018: ultra violeta. Este año elige un tono morado que comunica originalidad, ingenio y pensamiento visionario.

Cada año, el mundo entero espera la decisión de Pantone sobre cuál será el color predominante. Esta empresa estadounidense nació en los años 60 como un negocio de impresión y diseño gráfico y en la actualidad es un referente de diseño —de hecho, se autodenomina “la autoridad global del color”— que dicta la norma del mercado venidero.

A escasas semanas de acabar el 2017 la empresa anunció el color que estaremos viendo por todas partes el próximo 2018: el color púrpura o, más exactamente, PANTONE 18-3838 Ultra Violet (Ultra violeta). Un tono violeta dramáticamente provocativo y pensativo, Ultra Violet, comunica originalidad, ingenio y el pensamiento visionario que nos señala hacia el futuro.

“Estamos viviendo en un tiempo que requiere inventiva e imaginación. Este es el tipo de inspiración creativa que es propia de PANTONE 18-3838 Ultra Violet, un púrpura con base azul que lleva a nuestra conciencia y potencial a un nivel superior “, dijo Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del Pantone Color Institute. “Desde la exploración de nuevas tecnologías y la inmensa galaxia, hasta la expresión artística y la reflexión espiritual, el intuitivo ultravioleta ilumina el camino hacia lo que está por venir”. Complejo y contemplativo, Ultra Violet sugiere los misterios del cosmos, la intriga de lo que se avecina, y los descubrimientos más allá de donde estamos ahora. El vasto e ilimitado cielo nocturno es un símbolo de lo que es posible y continúa inspirando el deseo de perseguir un mundo más allá del nuestro.

Si todo eso te suena un poco “volado”, puedes sentirte más cómodo con la base científica e histórica del color. La palabra (o palabras, como Pantone eligió deletrearla), tiene raíces latinas: “ultra” significa más allá, y violeta proviene de la palabra “viola”, para la flor violeta. Además violeta es el color de las frecuencias más altas de luz visible, y “ultravioleta” implica una frecuencia más alta que la luz visible. Mientras tanto, la luz ultravioleta es lo que llamamos la radiación electromagnética que constituye el 10% de los rayos del sol. Es invisible para el ojo humano, aunque podemos ver sus efectos, en las personas mega bronceadas que se vuelven anaranjadas después de la sobreexposición a sus rayos o en algo blanco bajo luz negra. Debido a que el ultravioleta se refiere a cosas que el ojo humano no puede ver, quizás no sea sorprendente que Pantone haya llevado su impacto potencial un paso más allá al vincularlo con las conciencias más elevadas.

“El Color del Año Pantone ha llegado a significar mucho más que ‘lo que está en tendencia’ en el mundo del diseño; es realmente un reflejo de lo que se necesita en nuestro mundo de hoy”, agregó Laurie Pressman, vicepresidenta del Pantone Color Institute. “A medida que las personas de todo el mundo se fascinan más con el color y se dan cuenta de su capacidad para transmitir mensajes y significados profundos, los diseñadores y las marcas deben sentirse capacitados para usar el color para inspirar e influenciar. El Color del Año es un momento en el tiempo que proporciona una dirección estratégica para el mundo de la tendencia y el diseño, lo que refleja el trabajo de Pantone Color Institute durante todo el año haciendo lo mismo para diseñadores y marcas”.

Los enigmáticos púrpuras también han sido durante mucho tiempo un símbolo de contracultura, lo extraordinario y brillantez artística. Los iconos musicales Prince, David Bowie y Jimi Hendrix llevaron los tonos de Ultra Violet a la vanguardia de la cultura pop occidental como expresiones personales de la individualidad. Entonada y llena de emoción, la profundidad de Ultra Violet simboliza la experimentación y la inconformidad, estimulando a los individuos a imaginar su marca única en el mundo y empujar los límites a través de salidas creativas.

Lo que necesita la sociedad hoy, es un estado pacífico para explorar nuevos horizontes. Es por ello que Ultra Violet se corona para el 2018.