Cuando se vive con plenitud y convicción, en donde los traspiés se vuelven fortalezas y a través de el blues se ha convertido en este continúo transitar de la regiomontana Raquel Esquivel “Sirena Blues”, quien compartió su soul en esta sexta edición del San Luis Blues Fest.

En su primera intervención en este festival que después de cinco ediciones cambia de sede, ahora ser el kiosko que se encuentra en la Plaza de Armas en esta capital potosina.

Después de compartir sus canciones en donde contó con el infortunio de ser breve pero concisa su primera participación y además de tener el privilegio de ser la única compositora/ interprete en este festival.

Al comentar la cantautora regia: “Estoy muy emocionada porque es la primera vez que vengo a mostrar mi trabajo como cantautora de blues. Entonces ya estar aquí en esta sexta edición que ya es todo un logro. Se me hace muy interesante que en esta edición cambie a un foro callejero, porque a final de cuentas creo que los que estamos participando que es importante acercar a la gente a este tipo de expresiones de que por si no son expresiones masivas y ni siquiera de corte nacional “.

Destaca que esta bien que tenga como recintos los teatros, pero consideró la cantautora regiomontana pero “a fin de cuentas se cierra una comunidad, de hay que en la calle es excelente para este tipo de expresión, de hay un diez que se saco el buen Pacorro de conseguir este foro aquí en la Plaza de Armas”.

Sirena Blues traza su proyecto de vida como esta exploración hacia la música de Blues, sus fusiones, hacia la lírica, y hacia el entorno que vivo, de ahí que ha creado esta gran conexión con San Luis Potosí, gracias al trabajo que tiene desde hace algunos años con Beto Fierro de Betos Blues Band, gracias al proyecto Ruta del Blues, la cual es configurado por este intercambio en donde se invitan bandas de otros estados y se va haciendo una intinerancia, la cual dio inicio en Saltillo, Coahuila, para proseguir en Monterrey, San Luis Potosí, Zacatecas y volver a Monterrey.

Al destacar que esta Ruta del Blues tiene la particularidad de ser un proyecto atemporal, aunque apunta que aun así se sigue realizando conciertos en el transcurso del año. Este proyecto ha sumado a bandas como el de Roberto Rivelino y sus Bluserables, Beto´s Blues Band de San Luis Potosí, Luis Díaz y los Moans Blues de Zacatecas; los Blue´s Peppers de Durango, los Compa´s Blueses de Torreón, Coahuila, la Tribu Urbana de Monterrey, “pero el caso es que se vayan sumando más bandas para ir facilitando foros en las diferentes ciudades”.

Bajo el afluente de Aretha Franklin, a Rosetta Tharpe, las canciones comprometidas de Nina Simone y su visceralidad, la guitarra de Memphis Minnie, las emociones, Guillermo Briseño, Willie Dixon, el blues desde su posición como cantautora, la hace transitar o le “toca hablar de las cosas que conozco en mi país, de mis calles, de mi gente, de lo que me toca vivir socialmente y de lo que me toca vivir como persona interactuando en una comunidad. Entonces a mí se me hace muy importante tratar lo que vives porque a final de cuentas porque el artista tiene un compromiso de marcar tu época, ya lo decía Nina Galindo que es un deber como artista de tu época, de hay que es muy importante a final de cuentas cada expresión artística no nada más los musicales te hablan de una época, te sitúan y te dirigen a ver que ha estado pasando en los sesentas, los setentas, que esta pasando en los dosmiles y ya en este nuevo siglo. Creo que venimos arrastrando todavía el siglo veinte, ya que se nos están muriendo los iconos musicales, artistas y científicos. Entonces creo que ahora es importante que ahora justamente, aunque ya estemos en el nuevo milenio, empecemos a plantear nuevas propuestas, para la identidad de nosotros, de hay que esta parte yo la englobo más en la parte artística y musical pero a final de cuentas es una perspectiva como cantautora”.

En cuanto a si goza de buena salud el blues en México, lo afirma, de hecho, “el blues esta vivo, si evoluciona y yo estoy de acuerdo que evolucione, que trasgreda el lenguaje y que se proyecte, a mí me encanta el blues”. Por hay traía Rivelino un disco/ acoplado que saco Cultura Blues (www.culturablues.com), la cual es su cuarta edición en donde se expone a las bandas de blues del país que hacen música original.

Fue muy claro al decir que “va que contranatura decir que el blues se mantenga puro, todo tiene que evolucionar, todos evolucionamos, entonces nosotros los que estamos justamente en este festival que estamos ofreciendo materiales originales y, de alguna manera estamos dando también nuestra semillita que crezca, y es a su vez nuestra aportación también para decir que es lo que pasa en este momento”.

Sirena Blues tiene en su haber un disco titulado – Un Mar de blues (2012)-, el cual es apoyado tanto por amigos extraordinarios blueseros de la Ciudad de México, como de algunos cantautores como: Juan Carlos Cortés de Morelia, Michoacán; Jorge Meneses, Justo Fernández de Monterrey, bajo la impronta de la Universidad de Nuevo León.

Un disco que se desprendieron temas que han sido incluidos en cortometrajes, uno de ellos “Entre los muertos” en el corto “Cercle” original de la realizadora Isabel Esquivel en Kinomada Quebec, Canadá; “Ciudad de noche” en el cortometraje-documental “2 de octubre, un mosaico Zacatecano”, dirigido por el artista visual Iván Leaños; este mismo tema se incluye en la antología “Nacidos bajo un buen signo Vol. 1”.

Un disco que desafortunadamente esta agotado en su edición física pero ahora con esta facilidad tecnológica, lo puedes escuchar y as u vez descargar a través de las plataformas de: CD Baby y Bandcamp.

Como platicar que ya se encuentra en proceso de la grabación de un disco bajo el formato de acústico, “con canciones nuevas que van más tirándole al folk en lo musical, todo va evolucionando, de hay que espero hablar más fuerte” acota. El cual espera salga para el primer trimestre de este 2020, es un gusto que me quiero dar porque siempre he estado grabando en blues eléctrico y ahora quiero volver un poco más a lo orgánico, un poco más instrospectivo e interiorista, de hay de que creo que se pueden mas identificarse con este tipo de emociones”.

Entre estas necesarias transformaciones, nos platica que va a hacer un cambio de estadía, “ya que en esta primera semana de Enero me mudo a la Ciudad de México. Pues es un reto para mi y a su vez es una prueba de experiencias como también este mercado que quiero explorar, tal lo es así que ya tiene una primera fecha agendada para presentarse en esta megalópolis, siendo esta el 28 de enero, en donde esta pendiente de confirmarse el lugar, gracias al apoyo de Jerry Menéses”

Al recordar que no es la primera vez que se presenta en la CDMX, al haberlo hecho ya en los Alebrijes, en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, en el Tec de Aragón, entonces tampoco es algo nuevo, pero ahora es nuevo porque estoy cambiando mi escenario, no es lo mismo que vayas a una fecha estudiada y preparada, a llegar y tratar de armar tu banda, tratar de hacer una agenda que me permita mostrar mis canciones”.

Para finalizar esta amena charla con Sirena Blues, quien te invita a que visites sus redes sociales, solo basta que le den una búsqueda como Sirena Blues y así “como me otorguen la gracia de su oído para dedicarle un tiempo para escucharme. Creo que puedo ser su soundtrack de su vida, de sus viajes, porque al final de cuentas todos atravesamos por las mismas emociones, porque todos somos humanos y ojalá nos alcance la vida para atravesar por todas las emociones y algunas están plasmadas en este disco que es muy vivencial”.