ENTREVISTA CON PACO ROCANROL

El movimiento del rock urbano o rupestre al puro estilo de las colonias conurbadas de la gran capital Mexica replicado en ciudades del centro del país, con las llamadas ”rolas” de estructura musical y de letras sencillas, crudas, vivenciales que se transmiten en directo guitarra de caja armónica en mano por los músicos en chamarras y pantalones de mezclilla con playeras negras sobrevive en San Luis Potosí en los espacios más emblemáticos de la vida cotidiana del conglomerado pleno de Iglesias y concreto: en los camiones, las calles y los bares, trovadores que siguen ciegamente a los profetas del  heavy nopal como Rockdrigo Gonzales, Alex Lora, Liran’ Roll y “ El Haragán” etc…

Entrevistamos al músico de rock urbano Paco Rocanrol quien es parte activa de la escena del movimiento del rock en la ciudad de San Luis Potosí música rock viva aunque subterránea y marginal en donde hay bastantes bandas, personajes y leyendas de un fenómeno que se niega a morir y que cada vez retoma más fuerza: Hoy día el rock urbano y rupestre ha llegado al grado de ser adorado por los llamados “fresas” o “ Fifís” que ya se saben de memoria canciones de “ El Tri”, Rockdrigo Gonzales como “Estación del Metro Banderas “ y “ADO”, Sostiene.

La trayectoria de un rockero urbano de profesión es un largo camino lleno de aventuras: “Comencé a escuchar música en casa de mis papás muy chico había Beatles e invasión inglesa, así como el rock duro de Led Zeppelin,  Black Sabbath y  Deep Purple, ya en el Cobach 01 en abastos escogí estudiar taller de guitarra además conocí a varios rockeros del rumbo que me enseñaron varias rolas, yo mismo escribí algunos temas como “La trilogía de la maldad” influenciado por una rebeldía inherente al género  canciones que hablan de seres marginados o sus desgracias, mismas que cantaba en los camiones en esa época más que por necesidad por gusto, lo que cambiaría tiempo más adelante era el año 1996”, confiesa.

Viajó a la Ciudad de México en donde absorbió de lleno las vivencias de la música y la calle, allá no cantó en los camiones, pero en cambio se metió a la prepa en donde conoció a Jorge Ruvalcaba y  Juan Carlos Pérez Gama músicos de envergadura y una de sus grandes influencias con quien aprende rock urbano y rupestre, ellos vivían , comenta, por Lindavista Cerca de la casa de Antonio Velázquez del grupo “ Lira and Roll”, es donde comienza a tocar blues, asistiendo a tocadas de “ Banda Bostik ” Luis Álvarez “ El Haragán” Charlie Montana entre algunos más.

Considera que el rock urbano rupestre debe seguir en la marginalidad, porque no aspira a ser rock star millonario sino la idea noble andar en las calles en los camiones de darle a la gente lo que tu tienes y crear comunidad no esperas nada a cambio, es el arte por el arte, disfrutar de la vida y promover tus canciones o “rolas” porque algo tienes que decir, ser rupestre no quiere decir que seas jodido o informal, hay que dar lo mejor de sí y luchar por lo que crees.

“Tengo 20 rolas propias la mayoría están registradas y grabadas, espero hacer un buen álbum pronto, en tanto toco en bares interpretando covers de rock urbano en general, lo que demuestra que puede subsistir de esto, recuerdo la época de Bruno’s Bar en Plaza fiesta en el sur de San Luis Potosí  donde formamos algunas agrupaciones como “El Escarnio” y “El origen”, fue ahí donde comentamos algunos proyectos que siguieron con una banda llamada “Lagartos” etcétera, luego cada quien agarró su rollo. A mi me gusta esto del rock urbano que es tocar divertido ya sea en antros o bares donde cobró lo justo por mi trabajo y rolar, por ejemplo palomear en los camiones para una cerveza, para el refresco, es una aventura que solo pocos pueden experimentar” puntualiza.