THE SHAPE OF WATER

Si no hacemos nada, no somos nada.

 
Dirección: GUILLERMO DEL TORO
Guión: GUILLERMO DEL TORO/VANESSA TAYLOR
Fotografía: DAN LAUSTSEN  

 
En un mundo en que la intolerancia es noticia de cada día, en un mundo en el que hoy por hoy decidimos bajo nuestro propio juicio quien esta bien y quien no, en un mundo en el que ya nada nos llena porque decidimos olvidar que menos es más.
Guillermo Del Toro  nos muestra una historia sobre el amor, el respeto y la diversidad, ambientada en los años 60´s una época en la que era aun mas difícil ser nosotros mismos, esta etapa aún más marcada por tabus, racismo y lucha de poder.
Y con esto no quiero decir que en pleno 2018 no existan este tipo de limitantes pero si que hemos hecho mal uso de las libertades que hemos obtenido en esta llamada evolución de la sociedad.
Las películas de Guillermo Del Toro destacan por su tinte oscuro y con esto me refiero a la elección de colores y no a la trama en particular, esta película en especial decide elegir tonos verdes y rojos el mensaje es el opuesto a esta elección de falta de iluminación por d
ecirlo de alguna manera, ya que nos muestra la luz que puede haber en el interior de los personajes.
Con esto, podemos analizar las características de cada uno y definir la importancia o peso que le dan a la película, la cual nos habla también de principios morales y éticos, es decir, hasta donde somos capaces de llegar en cuanto la ambición forma parte de nuestro entorno, en este caso, laboral.
 
¿Quienes somos? ¿A donde vamos?
 

“SI NO HACEMOS NADA NO SOMOS NADA” -ELISA
 


Hablando de aspectos técnicos The Shape of Water es una película que decide utilizar elementos como la música, el baile e incluso escenas de películas clásicas para referirnos a todo lo que la protagonista no nos dice verbalmente.
Melodias como: You´ll never know, The Silence of Love, Underwater Kiss, etc.. de Alexandre Desplat entre otras como: La Javanaise, I know why o Chica Chica Boom Chic nos expresan los sentimientos de Elisa, nos hacen sentir lo que ella siente tanto en su interior como lo que comparte con Zelda y Giles, angustia, preocupación, amor, amistad, esperanza. Es importante mencionar que no solo es la melodía adecuada sino también el momento adecuado, la escena en que es introducida en la película le da el clima perfecto a cada situación.
El baile como lenguaje y/o expresión artística nos demuestra el acercamiento que pueden tener 2 o mas personas nos habla de amistad o de amor en cada caso. Es cohesión y sinergia, libre acompañamiento.
 

 
Por otro lado, las escenas de películas clásicas que alcanzamos a ver nos dan el discurso vocal que Elisa, en teoría, es incapaz de expresar en un diálogo común.
Considero que el lenguaje corporal de los personajes es mucho más rico que los diálogos convencionales ya que no solo hablo de las expresiones o el lenguaje de señas que utiliza Elisa sino también de el resto de los personajes ya que de este modo nos transmiten sus sentimientos, miedos y diversas matices que dan vida a sus actitudes.
The Shape of Water es la espera de lo inesperado es la dulce llegada del destino,  la suave caricia que nos conforta el alma pero más allá de eso es recordar que no son los seres humanos los dueños absolutos de este mundo que cohabitamos con diversas especies y que el verdadero lenguaje del amor excede las palabras y que no es limitante a amigos, amantes, pareja, seres queridos o compañeros de vida; el amor puede expresarse también en la forma en la que compartimos la tierra.

“Incapaz de percibir tu forma… te encuentro a mi alrededor. Tu presencia llena mis ojos con tu amor, pone humilde a mi corazón, porque estás por todas partes”

 

Les deseo un día lleno de amor no solo hoy sino todos los días de su vida.
– Ana G. Lechuga G.