El Karma, ¿Es un bumerán?

Lo vemos y vivimos todos los días, aunque no nos demos cuenta todo va y viene, y lo mejor que podemos hacer es estar consciente de esto, cuando dicen “No hagas lo que no quieres que te hagan”, significa que recibiremos lo que hacemos.

La ley del karma es un ejemplo especial de la ley de causa y efecto que establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias son sus efectos.

La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una disposición mental, una apariencia física y unas experiencias únicas. Estas son los efectos de las incontables acciones que cada uno ha realizado en el pasado. Puesto que no hay dos personas que hayan realizado las mismas acciones en vidas pasadas, nadie puede tener los mismos estados mentales, experiencias y apariencia física que otro.

 Y como un bumerán después de ser lanzada, si no impacta en el objetivo, regresa a su punto de origen debido a su perfil y forma de lanzamiento. Así es todo lo que hacemos si lo hacemos bien fluye, si no regresa a nosotros, y seguro nos golpeara.