Además de darle sabor a nuestros platillos, el orégano es un excelente remedio herbolario para diferentes afecciones.

Según la mitología griega, el orégano fue creado por Afrodita (la diosa del amor) para hacer más felices a los hombres. En la Edad Media, era uno de los remedios más empleados, mascar sus hojas era beneficioso para la indigestión o los dolores de dientes, una de sus características más conocidas.
Su nombre científico es origanum vulgare y pertenece a la familia de las labiadas, como el romero y la menta. Se trata de una planta perenne que se encuentra cerca de los bosques pero que también se cultiva en huertos, pues su crecimiento se produce de una forma sencilla y frondosa. Con fines medicinales se utilizan principalmente las hojas, podemos utilizarlo de forma interna preparándolo en infusión y tintura, de forma externa aplicando localmente la infusión, el aceite esencial de orégano diluido en un aceite base para masajes o en agua para hacer vahos y el aceite infusionado de orégano.

Dentro de la acción medicinal del orégano podemos mencionar que es antiálgico, digestivo, antidiabético, anticatarral, vermífugo, antiséptico, carminativo, antitusivo y béquico, emenagogo, antiinflamatorio, estrogénico, tónico, antioxidante y expectorante.

Ahora algunos tips para sacarle provecho a esta aromática planta:

Entre los beneficios del orégano son muy conocidas sus propiedades digestivas. El ácido cafeico, el timol, el borneol y el carvacrol son las sustancias que nos ayudan en estas funciones. Además de solucionar problemas de náuseas y vómitos, por sus cualidades antiespasmódicas, es un arma perfecta para la correcta expulsión de gases y flatulencias. El té de orégano (infusión) es un remedio ideal para este problema. Para prepararlo en una taza pon una cucharadita de hojas secas de orégano y agrega agua caliente, tapa y deja reposar 3 minutos. Después cuélalo y bebe poco a poco cuando se temple.
Para aliviar los síntomas de los resfriados y catarros, prepárate una infusión con hojas de orégano. En general, el orégano es una planta medicinal muy beneficiosa para afecciones del aparato respiratorio debido a su efecto antiinflamatorio, analgésico y antiséptico. Realiza bahos o baños con unas gotas de aceite esencial de orégano. Alivia los casos de tos realizando gárgaras con la infusión tibia de orégano. También puedes combinarlo con tomillo. Para los casos de fiebre, podemos reducirla con la ayuda de una infusión de orégano. Se debe tomar a temperatura ambiente. También se puede empapar un paño limpio en la infusión de orégano, agregar vinagre de manzana y aplicar el paño sobre la cabeza.

Prepara un aceite de orégano o diluye el aceite esencial en aceite base (de almendras dulces, argán, coco, oliva) y masajea las zonas con artritis, reuma, dolores musculares, lumbago, ciática, traumatismos (sin heridas abiertas), luxaciones, etc. para mitigar los dolores y estimular la mejora. Es una planta que estimula la circulación de la sangre tanto utilizado de forma externa como interna. Podemos utilizar la infusión de orégano de forma externa para limpiar heridas, llagas, picaduras de insectos, etc. ya que tiene poder desinfectante y cicatrizante, pero también alivia el dolor por sus propiedades analgésicas.
El orégano podría estimular la producción de estrógenos, hormonas femeninas que se reducen durante la menopausia. Si tienes dolores menstruales o el síndrome premenstrual, el orégano te vendrá muy bien. Puedes masajear la zona abdominal con el aceite de orégano y/o tomar infusión de orégano. Esta planta es muy útil para los dolores.
Para terminar, te explicaremos cómo puedes hacer de manera casera un aceite de orégano: machaca el orégano para extraer su esencia natural. En un tarro de cristal, coloca estas hojas machacadas y cúbrelas completamente con aceite base. Por último, deja macerar la solución durante tres semanas. ¡Así de sencillo!
Estos son solo algunos beneficios que tiene esta maravillosa planta, así que ya lo sabes, el orégano no solo sirve para darle sabor al menudo y a muchos otros platillos, también puedes utilizarlo para curarte.