Home Arte y Cultura Todo Retrato Es Pornográfico

Todo Retrato Es Pornográfico

San Luis Potosí, S.L.P.

0
765

Todo Retrato Es Pornográfico

Entrevista con la escritora Yunuen Díaz

En el mundo del retrato erótico y la fotografía pornográfica todo es libido, energía orgásmica, todo retrato es obsceno, porque intenta mostrar aquello que es obvio, lo que está afuera de la escena, es constituye el verdadero origen de esa palabra, en realidad no hay nada eróticamente hablando en el juego fotográfico entre el creador y su modelo.

IMG_1189

Para la ensayista, poeta y crítica de arte Yunuen Díaz ( México 1962 ) se hace necesario tocar los temas hasta hace poco considerados “tabú” ante el gran público mexicano como ya se hace al menos en las ciudades con áreas metropolitanas más grandes de México, entre ellos el arte erótico, el sexo y la pornografía además de otras consideraciones socio culturales, su trabajo de investigación se resume excelentemente en su ensayo “Todo retrato es pornográfico” ( Fondo Editorial Tierra Adentro 2015).

El texto, ganador del premio nacional de ensayo joven 2015 auspiciado por el entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) se enfoca en la visión sexual y obra de seis fotógrafos profesionales a quienes la autora escoge para estudiar y analizar su interpretación propia de la vida atreves de sus retratos y desnudos sensuales.

En realidad todos son retratistas y fotógrafos consumados que han mostrado el retrato y el desnudo desde distintos puntos de vista y en diferentes décadas, desde la liberación sexual de los años 60’s, pasando por los atribulados años 70’s, para continuar con el refrendó en el mundo del sexo en los 80’s en donde aparece la enfermedad mortal del SIDA, que considera la autora refrenó o replanteo de laguna manera la forma en que se veía este tabú aun llamado sexualidad en las sociedad contemporáneas.

Al arte de la fotografía sincretizado atreves de la figura humana que es perseguida por el lente del fotógrafo convirtiéndolo en un afán pornográfico cuyo instrumento y eje central es el cuerpo visto por una parte de sí mismo: el ojo, y cuya consecuencia en sí es la impresión de la imagen, la tecnología vanalizando una postura humana que se reta así mismo y al consumidor de estampas carnales, es decir el ojo se mueve detrás del lente de la cámara persiguiendo un instinto orgásmico sin final…

  Entrevistamos a la ganadora del premio nacional de ensayo joven 2105 minutos antes de la presentación de su texto “Todo “Retrato es Pornográfico” en la Sala de cronistas del Palacio Municipal de esta ciudad capital del estado de San Luis Potosí.

    Hablamos de la conceptualización general  en el mundo del arte y la filosofía del sexo entre décadas del siglo XX y XXI, con todas las contradicciones que este tema conlleva , aún así coincidimos en apuntar que la aparición del SIDA hizo a la humanidad voltear a la problemática social y personal de la sexualidad desde todas sus aristas: “Después de esta fatal enfermedad el mundo pareció de repente como una Sodoma y Gomorra y el instinto natural fue volver a la sexualidad más tradicional” explica.

   Le pido escoja uno de los fotógrafos que reseñó en su ensayo para que ilustre el leitmotiv del texto: “ Uno de mis preferidos el fotógrafo y artista estadounidense Leight Ledare (Seattle Washington 1967) quien toma imágenes de su propia madre desnuda mostrando así los tabúes sociales al respecto de este y muchos otros temas sociales de impacto, y que precisamente constituyen objeto de censura bajo la torcida mirada del erotista, del inconsciente colectivo y del mismo porno que una ventana mental de como vemos el sexo en su aspecto más sórdido.

    Le insisto en este punto si el artista nacido en Seattle no tendría una relación edípica con su madre que lo llevara a fotografiarla desnuda durante toda una vida…” No lo creo, ella era bailarina y aunque fue criada en un ambiente muy tradicional, simplemente trabajan en otra escala de valores, sobre todo cuando se refiere a la imagen de una mujer captada sin morbo por su hijo…”.

    El erotismo como cuestión sociológica es muy interesante. La cultura como manifestación social de las mujeres, desde la adolescencia, la madurez y la tercera edad que sieguen siendo objeto e imagen de sensualidad, lo que se ejemplifica en las llamadas “mujer cougar” en donde la mujer madura independiente económicamente y dominantes que buscan relaciones con hombres más jóvenes que ellas, algo que se estila en los EEUU y en cada vez más países.

IMG_1221

    Otra parte que me pareció muy interesante del ensayo de Yunuen es la mención que hace del caso de los gorilas “bonobos” según la teoría del bromatólogo holandés Franz B.M. de Waal, quienes son genéticamente muy parecido a los seres humanos y que ritualizan casi todos los momentos importantes de su cotidianidad con actos sexuales lo que permite a muchos artistas mostrar estas imágenes con creatividad.

   “En el juego obsceno el retratista, el operador y su modelo, el cuerpo o fruto prohibido sienten atracción entre si, por el deseo de explorar el sexo de distintas formas, iconos del deseo cuyo pretexto es el vivir y el amar, ambos se desnudan en el acto de creación formando vasos comunicantes entre el estilo fotográfico del creador, siempre buscando la provocación en las relaciones eróticas y entre ellos el tabú aparece y es procesado para que deje de serlo, parafraseando a Focault, también mencionado en el ensayo,” no hay nada eróticamente hablando todo es libido” que por cierto, le comentó  la autora antes de desearle éxito en su presentación ante los asistentes de los Miércoles de Lectura  en el Palacio Municipal “San Agustín llama Libido “al principio de movimiento autónomo de los órganos sexuales”.

Por Carlos Álvarez Gallegos

 


NO COMMENTS