COSTUMBRE JAPONESA EN LOS RESTAURANTES

Si algún día llegarás a estar en Japón… !Jamás dejes propina!

Pues en Japón dejar propina en los lugares públicos a los que asistes es de mala educación, ya que el acto hace pensar que  quieres demostrar superioridad frente a la gente que te está sirviendo, de hecho ni la cuenta debes de pedir, pues al ingresar a un restaurante hay una caja en la entrada y desde el momento en el que tú ingresas toman tu orden y lo único que tienes que hacer al terminar es dirigirte a la caja a pagar pues desde ahí ya tendrán facturado el total de tu consumo.

Si tú quisieras dejar propina o algún dinero extra a la persona que te atendió porque consideras que te ofreció un buen trato, es mejor dar las gracias, la ausencia de propinas en Japón es por una razón estrictamente cultural, pues para ellos el prestar un buen servicio es esencial para mantener la armonía en sociedad.

A diferencia de otros países como bien sabemos, hay lugares en los que se exige un porcentaje de propina y esto hace que los dueños del lugar se ahorren dinero, pues realmente es su responsabilidad el otorgar un salario digno a cada uno de sus trabajadores y es mal acostumbrar a los empleados, ya que el brindar un buen servicio es lo menos que pueden hacer. Algunas personas lo podemos ver como algo normal pero si nos ponemos a pensar a fondo esta situación, nos damos cuenta de que aparte de ir a consumir  y gastar como cliente para obtener algo a cambio, por encima de  todo esto aún tenemos que dejar dinero extra, y no nos damos cuenta  de que la obligación de los dueños de cada lugar la tomamos nosotros como consumidores para pagarles a sus empleados, pudiera sonar un poco egoísta, pero es algo realista.

En Japón,  el servir al cliente  es de suma importancia y siempre sin recibir nada a cambio más que una simple  palabra de siete letras cómo: GRACIAS.