Es como un viaje de regreso en el tiempo, en la naturaleza, en la mística de las culturas ancestrales y la historia natural. También conocido como Museo de Historia Natural de Chicago, el Museo Field es uno de los más grandes e interesantes de su tipo en el orbe. Mantiene su estatus de nivel “Premier” debido a sus exposiciones de dinosaurios, meteoritos, taxidermia, geología, arqueología y más, así como muchas exposiciones temporales con millones de objetos de la historia de la humanidad.

Después de viajar desde los sitios históricos estadounidenses del estado de Iowa regresamos a la ciudad de Chicago para tomar el metro línea azul desde estación Clint a la estación Clark and Lake, luego un viaje de 10 minutos en bus llegamos al imponente edificio estilo greco-romano que alberga y resguarda todos esas réplicas de mamuts, dinosaurios gigantes, animales disecados, fósiles y no solo eso sino gran parte de la historia natural del mundo, exposiciones desde culturas  egipcia, china, África con estudios digitales con las más altas tecnologías cuyos programas interactivos educativos nos alertan sobre la necesidad de preservación ecológica mundial.

El nombre de este fantástico sitio se debe a su principal benefactor, el magnate Marshall Field que lo inició a partir del año de 1983 en el que se celebró la primera exposición mundial en Chicago, de cuyos temas como biodiversidad, etnología y ciencia quedaron miles de artefactos que sirvieron para iniciar el proyecto. Las colecciones que ahí se exhiben son impresionantes ante el ojo del visitante: gemas, fósiles, meteoritos, huesos animales y peces disecados tanto o más como artículos antropológicos de todos los continentes y sus respectivas civilizaciones.

Es casi imposible ver todas las exhibiciones y exposiciones del Museo Field de Chicago en un solo horario, así que era difícil escoger una de ellas para poder observar alguna con calma y enfocados, de entrada estaba “La Experiencia de Dinosaurios Griffin” cuyo esqueleto gigantes principal nos recibe en el salón principal se trata de los T REX “Sue” y “Máximo”, así como un Pterosaurio volando sobre el cielo del recinto, francamente impresionante. Así como una de la historia de la cerveza en la ciudad de Chicago.

Nos enfocamos en una de las exposiciones  temporales en el McKormick Hall intitulada “Ancient Americas” (Antiguas Américas), que abarca la historia del hombre en nuestro continente en su más variadas culturas desde la Patagonia hasta Tierra de fuego, según reza el “brochure” o folleto trata de un viaje de 13 mil años por la “ingenuidad” del ser humano en nuestro continente. Antes de la llegada de los invasores europeos, aunque de ingenuos no tenían nada nuestros antecesores, lo que sí destaca de la exposición son los miles de objetos de las más variadas tribus Inuit, Sioux, Lakotas, Aztecas, Incas. La instalación, la Museografía son encomiables y los vídeos son muy interesantes…

En cada galería ejemplos que se encontramos una muy buena curación de las piezas, ejemplos que explican de cómo era el hombre americano en la antigüedad, su mística evolución, de ser cazadores y pescadores a verdaderos hombres sabios y de poder ilimitado incluso sobre las fuerzas de natura madre terrible y cruel, el extremo máximo se logró según se intuye con los imperios Azteca e Inca. Además de culturas que habitaron en América desde el año 500 al 1500 después del cristo, una muestra increíblemente rica que nos enseña que hoy día aún en pleno siglo XXII seguimos aprovechando muchos de los avances que se lograron entonces, cosas que aún hoy en día los llevamos a la práctica. Muy recomendable.