Home Arte y Cultura Xilitla. La historia negra detrás de la herencia de Edward James. Parte...

Xilitla. La historia negra detrás de la herencia de Edward James. Parte III

Las pozas, Xilitla, San Luis Potosí, México

0
3102

Xilitla.

La historia negra detrás de la herencia de Edward James.

Los mitos de Edward James

Parte III

 

        Para el día de la muerte del mecenas inglés Edward James en la costa mediterránea en Italia en 1984 la autora del libro “Mi vida surrealista junto a Edward James” Leonora Gastélum Llamazares cumplía 26 años de edad. Había sido una experiencia maravillosa de viajes, aventuras inolvidables  al lado de su tío Eduardo, él estuvo presente en los momentos culminantes de su vida desde las primeras fotos con ella de bebé, hasta el momento en que él personalmente la entregó en la iglesia en su boda con el ciudadano holandés Johan Muller. Testigo de primera mano de la vida del patrono del surrealismo universal, la escritora xilitlense nos confiesa:

 “Nunca imaginé estar pasando por esta situación de traición familiar basada en la coacción y la mentira por la herencia de mi  tío Eduardo, la cual nos dejó a mí y mis tres hermanos menores, lo único que busco es justicia y reparación del daño, todo dio inicio en el año de 2006 cuando mi hermano Plutarco “Caco” chico me llamó a mi hermana Inés y a tu servidora, que vivíamos en Holanda que viniéramos de urgencia ya que mi hermana Gabriela estaba muy grave en el hospital en Querétaro, así lo hicimos y al llegar aquí mi hermano me explicó que había un problema muy grave con “Las Pozas” ya que el pueblo y el ayuntamiento nos las querían quitar, a pesar de que todo estaba legalmente fundamentado, ahí empezó la presión para firmar un poder a favor de él  para así poder vender la propiedad con sus respectivos anexos..” subraya.

 

  Acerca de los mitos y leyendas urbanas que se han dicho o escrito en torno a la figura de Edward James a quién tan íntimamente conoció, Gastélum Llamazares sostiene que muchas de estas cosas que se han publicado en libros y reportajes son falsedades garrafales, por lo que se dedica en partes de su texto a desmitificárlas: “Me he indignado al haber leído esos errores , muchos autores no han hecho para nada una buena investigación, más bien como que escriben por escribir o por dimes o rumores que la gente inventa  sobre  mi tío, que disque porque dicen, que lo conocieron…”.

    Me gustaría desmentir en este momento, situaciones que resultan francamente ofensivas para la memoria de mis padres y de mi tío Eduardo, agrega, hay algunos autores que escriben bajo su perspectiva e interpretan las cosas, a lo que le pregunto directamente ¿Qué cosas falsas exactamente se han dicho sobre la vida y obra de tu tío Eduardo? Sin dudarlo responde:

 “De las mentiras  más indignántes y garrafales está la que asegura que Edward James y mi papá Plutarco Gastélum tenían una relación homosexual, eso no es cierto  es mentira, a nosotros nos crearon de una forma muy abierta, muy liberal, a la europea como quién dice, entonces pues nunca se nos hubieran ocultado algo así, yo no me ofendo ni tengo nada contra los homosexuales al contrario yo voy en pro de su movimiento… ya que es un derecho humano, son personas muy dignas y una situación así yo la hubiera aceptado, pero es mentira.” Puntualiza.

 

En el covento de Xilitla el 22 de mayo de 1982 el último de los excéntrico Edward James en la boda de su querida Leonora.

 

 Relata el momento que por coincidencia se encontró cara a cara con el comprador del complejo surrealista en Xilitla “La Pozas”,  el banquero nacido en Tuxpan Veracruz, Roberto Hernández García quién es magnate “ecologista interesado en el arte y la conservación”  actualmente miembro de los grupos Citigrup, Televisa, Gruma e ICA entre otros: ”Fuimos a una conferencia que dictaban unos eruditas ingleses de West Dean College Inglaterra  en el sitio y ahí estaba él, alguien me llevó frente a él, y me lo presentó, le dije quién era yo…

-Mucho gusto, dije yo, saludándolo de mano al tiempo que le preguntaba ¿Y mi lana? Haciendo un signo de moneda con mi mano derecha… a lo que sorprendido respondió   ¿Qué no te dieron tu parte? Hubo un momento de desconcierto, entonces, la cruda verdad del entendimiento  acerca de la situación acerca de que mi hermano “Caco” que le vendió la fantasía de concreto localizada en la Huasteca potosina, se había quedado con todo el dinero ( 22 millones de pesos siendo que es valuada hoy en 100 millones de dólares según expertos) flotó en el aire…el despojo se había consumado.

 


NO COMMENTS